Ciudad de México. El panista Héctor Larios desistió de su intención de contender por la dirigencia nacional del blanquiazul e irá en una sola fórmula, como secretario general, y Marko Cortés como presidente. Esto ocurrió luego de que durante la última semana un grupo de gobernadores que apoyaban a Larios expresaron que estaban en negociaciones con Cortés.

Hasta ahora se mantienen las candidaturas de Ernesto Ruffo, Manuel Gómez Morín nieto del fundador del blanquiazul y José Luis Espinosa Piña ex dirigente del PAN en Michoacán. Se prevé que esta tarde la comisión organizadora de la contienda interna presente la convocatoria.

En tanto, luego de dos años de estar cerrado a nuevas afiliaciones, el PAN publicó este lunes la convocatoria para ello ante la demanda de unos 170 mil ciudadanos interesados, sostuvo el líder nacional del PAN, Marcelo Torres. Los interesados deberán participar en un taller de introducción panista.

En entrevistas radiofónicas, Larios explicó que los gobernadores tenían la preocupación de que las campañas fueran a lastimar al blanquiazul y la sociedad exige un acomodo rápido ya que el partido es el que puede presentar una alternativa ante el próximo gobierno.

Detalló que desde la semana pasada se construyo una alternativa que se concretó este lunes, se entrevisto con dos gobernadores y le dijeron que buscaba un acuerdo.

 

La Jornada