Este lunes, Dios mediante, nuestro Arzobispo recibirá el Palio por imposición de Mons. Franco Coppola, Nuncio Apostólico en México; un día después de cumplir 68 años de edad, pues nació en Huisquilco, Jalisco, un día como hoy, 16 de septiembre, de 1950; es el segundo de los 7 hijos del matrimonio formado por don Pedro Vázquez Ruvalcaba y doña Victoria Villalobos Palafox.

Fue Ordenado Sacerdote por Mons. Francisco Javier Nuño Guerrero, el 15 de abril de 1979, en la Basílica de Nuestra Señora de San Juan de los Lagos. Luego de una basta experiencia en el servicio como párroco, decano, consejero diocesano de pastoral y coordinador de la Fraterna Asistencia y Seguro Social para los sacerdotes diocesanos, el Papa Benedicto XVI, hoy Emérito, lo nombró Obispo de Puerto Escondido, recibiendo la Ordenación Episcopal de manos del Cardenal Juan Sandoval Íñiguiez, el 30 de enero de 2013; servicio que prestó por más de 5 años. El 10 de febrero se dio a conocer que el Papa Francisco lo había nombrado VIII Arzobispo de Antequera-Oaxaca, cargo del cual tomó posesión el 25 de abril del presente año.

Aquel fue, sin duda, un día de júbilo que inició en la Basílica de la Soledad, a donde Mons. Pedro fue a encomendarse a nuestra Patrona; continuó en una emotiva calenda hacia la Catedral Metropolitana donde, después de orar un momento ante Jesús Sacramentado, participó del acto canónico, presidido por el Nuncio, durante el cual el Secretario Canciller leyó las “letras apostólicas” (el nombramiento), y luego Mons. Pedro hizo su Profesión de fe, su juramento de fidelidad a la Iglesia y al Papa (Vicario de Cristo en la Tierra), para después tomar posesión de su cátedra (silla) y dar su primera bendición al pueblo de Dios, ya como nuestro Arzobispo. Después se dirigió al Auditorio Guelaguetza, para la Santa Misa de acción de gracias por el inicio de su ministerio episcopal; la cual concelebró con el Nuncio Apostólico, más de 50 Obispos, cientos de Sacerdotes oaxaqueños y de otras Diócesis de México, y con la participación de miles de fieles que tuvimos la oportunidad de ver reunidos a nuestros tres recientes Arzobispos: el actual, Mons. José Luis Chávez Botello y Mons. Héctor González Martínez.

El palio es una banda, en forma circular, que el Arzobispo usa sobre los hombros; con una tira que cuelga al frente y otra en la espalda, de unos 36 cm. cada una, haciendo una especie de “Y”. Lo tejen en lana de corderos criados en el monasterio de Tre Fontane, lugar donde fue martirizado San Pablo. Está adornado con 6 cruces, bordadas en seda negra, que recuerdan las Diócesis suburbicarias de Roma, de las cuales el Papa es el metropolitano. Es un ornamento que simboliza la oveja sobre los hombros del Buen Pastor, por eso lo usan el Papa y los Arzobispos como signo de comunión con el Sumo Pontífice.

A principios de 2015 se dieron nuevas disposiciones sobre la imposición del palio a los Arzobispos Metropolitanos; ahora el Papa les entrega el palio en Roma, en la Solemnidad de los Apóstoles San Pedro y San Pablo, como es costumbre y como ocurrió con don Pedro el 29 de junio de este año; pero ya no es el Sumo Pontífice quien se lo impone, sino que el Nuncio Apostólico de cada país, en calidad de representante del Papa, es ahora quien preside el rito de imposición del palio, y ya no en Roma, sino en la sede episcopal correspondiente; esto a fin de resaltar la “sinodalidad” (comunión eclesial, el “caminar juntos”), ya que en la ceremonia de imposición habrán de participar todos los Obispos de las Diócesis Sufragáneas; esto facilita también la participación de los Sacerdotes y  de los fieles en un momento que reviste tanta importancia para la vida y la historia de la Iglesia Local.

Así que todos estamos invitados a la imposición del palio a nuestro VIII Arzobispo de Antequera-Oaxaca, este lunes 17 de septiembre, a las 12:00 h. en la Catedral Metropolitana. No olvidemos que el Obispo es “el principio visible y el fundamento de la unidad” (LG 23); unámonos, pues, a nuestro pastor, que por la ordenación episcopal es “transmisor de la semilla apostólica” (LG 20). ¡Que así sea!

LUBIA ESPERANZA AMADOR.
lubia_ea@hotmail.com