Luego de que Guillermo Ochoa no logrará unirse a las filas del Nápoles, el portero reveló que si no pudo emigar al futbol italiano no tuvo que ver con su calidad como jugador, sino por un tema burocrático.

“¿Decepcionado? No, porque no tuvo nada que ver con mi calidad, es algo que se quedó atorado en las oficinas. De mi parte, estoy contento por mi calidad y por lo que la gente dice de mi porque trabajo fuerte cada día.

“Es parte del pasado. Estoy enfocado en el Standard, no sería profesional si no es así y es algo que no está en mis manos. Tengo que seguir trabajando para tener ese tipo de oportunidad de nuevo”, explicó el portero en una entrevista con ‘Les Sports Plus’.

El mexicano figuró en las opciones del Nápoles para reemplazar a Alex Meret, luego de que éste se fracturara el brazo; sin embargo, el club finalmente se decidió por el colombiano David Ospina que arribó en calidad de préstamo procedente del Arsenal.

 

Record