Oaxaca Oax. 19 de septiembre de 2018. – Activistas del Colectivo de Organizaciones Ambientalistas de Oaxaca (COAO), alertan una posible plaga del gusano barrenador que presenta el laurel ubicado en la jardinera del lado norte del Zócalo de la ciudad, precisamente donde cientos de oaxaqueños disfrutan día a día de su sombra y en eventos culturales, educativos, muestras de danza, conciertos. Es tradicional que se mencione el lugar como “Bajo el Laurel”.

Gerardo Aldeco Pinelo, integrante de la organización Peatón Vigilante, señaló que notaron la presencia de unos orificios en la corteza del laurel después del 16 de septiembre, unos días antes de que habían realizado un recorrido para verificar la manera en que trabajadores de jardinería, abrieran unas cepas que lastimaron las raíces de los árboles, inclusive sembraron plantas y flores que requieren de mucha agua, por lo que a la larga va a afectar al arbolado de ese jardín central.

Lamentó que no hayan seguido la sugerencia de sembrar plantas endémicas de temporada para que de manera permanente ese sitio publico estuviera lleno de colorido sin tener que estar quitando y poniendo plantas a cada rato, “esto es un derroche de dinero que solo favorece a unos cuantos”, dijo el ambientalista.

Hoy, el árbol infectado por el gusano barrenador que según ha explicado el investigador Francisco Verastegui, data de 1875 por una fotografía tomada por Teobert Mahler, impresa en su libro “Árboles Emblemáticos”, está en peligro de morir. Es necesario que las autoridades intervengan para que realicen una minuciosa revisión a todos los árboles porque también pueden estar enfermos de la plaga, por lo que requieren un tratamiento urgente.

El Gobernador Félix Díaz es quien sembró los primeros arboles del zócalo de la ciudad, decidiendo que fueran laureles porque para los griegos significaban el triunfo, (aunque estos son arboles de la India y los utilizados por los griegos son del mediterráneo), ha manifestado en diversos foros el maestro Verástegui.

En la Alameda de León, la COAO en sinergia con el Ayuntamiento de Oaxaca de Juárez, han sembrado plantas de Jarilla, Magueyes y hecho gremios de plantas que no dañan los árboles antiguos, y ha resultado un éxito, concluyeron los ambientalistas.