Oaxaca, Oax. El Órgano Superior de Fiscalización del Estado de Oaxaca (OSFE) deberá dar seguimiento a las anomalías que se detectaron en las cuentas públicas manejadas en el 2014, 2015 y 2016 entregadas por el entonces gobernador del estado, Gabino Cué Monteagudo.

Así lo confirmó el Presidente de la mesa directiva del congreso del estado, Jesús Romero López quien señaló luego del rechazo de informes del ejercicio público 2014, 2015 y 2016 del entonces gobernador Gabino Cué Montagudo así como de 40 municipios más, por los legisladores del congreso local debido a las anomalías, será la OSFE y las instancias correspondientes en dar el seguimiento.

Sin embargo consideró que el solo hecho de que por primera vez se hayan rechazado estas cuentas sienta un precedente, algo que no ocurría anteriormente porque no había un equilibrio de fuerzas políticas, pero que hoy gracias a esta pluralidad y con el balance derivará en que se finquen responsabilidades y se castigue penal y administrativamente a los funcionarios del ex gobernador.
“sienta un precedente”, destacó Romero López quien aseguró que la pasada legislatura no fijo una postura, pero los actuales diputados con este rechazo pueden lograr que realmente se castigue el uso indebido de los recursos y que a raíz de ello, quedará implantada una nueva conducta de exigencia de transparencia por la próxima legislatura en donde Morena tendrá la mayoría.