Más de 114 millones de pesos desvió el ex titular de Auditoria Superior del Estado (ASE) Carlos Altamirano Toledo, durante la administración del gobernador Gabino Cué Monteagudo, por lo que se lleva a cabo un proceso de investigación.

Oaxaca, Oax.- Fuentes internas del Congreso del Estado revelaron que realizan indagatorias a la gestión del ex titular de la Auditoría Superior del Estado (ASE), Carlos Altamirano Toledo, al realizar revisiones “a modo” a ayuntamientos y dependencias públicas”.

El ex funcionario, quien demanda una indemnización millonaria tras ser retirado del cargo, fungió como secretario de Desarrollo Social dos años del gobierno de Gabino Cué Monteagudo y posteriormente titular de la ASE, donde se presumen diversas irregularidades.

Serían al menos 114 millones de pesos, según fuentes del Legislativo y lo que han difundido algunos medios de comunicación del estado de Oaxaca, los que habría “perdonado” a ayuntamientos a modo.

La mayor cantidad de irregularidades se presentaron durante la gestión de Cue en dependencias como los Servicios de Salud de Oaxaca, Secretaría de las Infraestructuras y Ordenamiento Territorial Sustentable, Caminos y Aeropistas de Oaxaca, por citar algunos.

En esas áreas, Carlos Altamirano obvió las revisiones o auditorías y son las que más se presume que haya desvío de recursos, y a quienes protegió Cué Monteagudo.

En Sinfra, por ejemplo, de las revisiones menores que se hicieron tan sólo en 2015, se detectaron desvíos por 84 millones 956 mil pesos, mientras que en Caminos y Aeropistas de Oaxaca, dos millones 937 mil pesos.

En 2016, se detectaron anomalías en  la Secretaría de Turismo y Desarrollo Económico con 49 millones 93 mil 936.24 pesos, la Comisión Estatal del Agua, 111 mil 222.34 pesos, la Comisión Estatal de Vivienda, 2 millones 115 mil 861.88 pesos; y los Servicios de Salud de Oaxaca con 1 millón 454 mil 99 pesos.

Los desvíos se observan en los primeros trimestres del 2015 y 2016, los cuales se desconocen con exactitud a dónde terminaron, lo que es indicativo que se “blanquearon” las cuentas de Cué Monteagudo.

Solo se pudieron comprobar 74 millones 017 mil 204.49 pesos, quedando sin aclarar, 44 millones 438 mil 163.30 pesos

La investigación señala que el desvío y diversas irregularidades realizadas durante el 2015, se emitieron 186 acciones que se clasificaron en 26 recomendaciones relativas a obras y aspectos financieros, 25 recomendaciones al desempeño, 22 procedimientos de fincamiento de responsabilidad administrativa resarcitoria y 120 promociones de responsabilidad administrativa sancionatoria.

Durante los más de cuatro años de Carlos Altamirano Toledo, según las fuentes, negoció con la mayoría de ayuntamientos para realizar auditorías a modo, y para lo cual cobraba una cantidad de dinero a cambio de no dar vista al Congreso y a la Fiscalía General del Estado.

De esta manera, se tejió una red de corrupción en la ASE, durante el sexenio anterior, que abarcó no sólo a las autoridades municipales, sino también a las dependencias estatales.

A la fecha, siguen libres ex titulares de Sinfra, Netzahualcóyotl Salvatierra, entre otros, mientras que el ex titular de Salud, Germán Tenorio Vasconcelos, permanece en prisión, aunque por un probable desvío de recursos de 100 millones de pesos.

Para protegerse y victimizarse, Altamirano Toledo dijo que fue despedido injustamente de la ASE y demandó una indemnización millonaria.