En México –según el reporte más reciente del Inegi– la esperanza de vida ha aumentado considerablemente. En 1930 las personas vivían en promedio 34 años; 40 años después, en 1970, este indicador se ubicó en 61; en 2000 fue de 74, y en 2016 aumentó a 75.2 años. Carlos Slim –en un video que circula en redes sociales– propone que la edad de jubilación se dilate hasta los 75 años, es decir, una persona sólo disfrutaría de su pensión dos meses antes de fallecer (como promedio). Eso sí, no dejarían de descontarle su Afore. “En esta nueva sociedad de servicios, una sociedad de conocimiento, de experiencia –dice Slim–, a los 60 o 65 años es cuando uno está en su mejor edad para trabajar. No es una sociedad industrial en la que hay que estar pegado a la máquina o hay que estar haciendo esfuerzos físicos. Es una sociedad en donde prevalece el conocimiento y la experiencia”. Probablemente Slim habla de acuerdo con su experiencia personal. Tiene 78 años cumplidos, no se sabe que en ningun momento de su vida haya tenido que trabajar pegado a una maquina ni hecho esfuerzos físicos. Sólo que su vida es la vida de un pequeño grupo, no de la mayoría.

La Jornada / Dinero / Enrique Galván Ochoa