Luego de un retraso de 20 meses, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pudo usar su propia limusina presidencial, una variante de ‘La Bestia’ que usaba Barack Obama.

El nuevo vehiculo está fabricado por General Motors; al igual que su antecesora, parece un modelo Cadillac, pero la nueva versión tiene un diseño más moderno e incluye tecnología más avanzada.

La nueva ‘Bestia’ llega con un retraso de 20 meses y 4 días ya que fue solicitada por el presidente recien tomó el cargo como presidente en 2017.

Este domingo fue estrenada por el presidente estadunidense en la ciudad de Nueva York.

Al igual que su predecesor, que entró en servicio durante la inauguración de Barack Obama en 2009, la nueva limusina recibe el sobrenombre de “Bestia” debido a que pesa cerca de 10 mil kilogramos y tiene una poderosa armadura.

El vehículo está diseñado para ayudar al presidente de EU a sobrevivirvirtualmente a todas las formas posibles de ataque terrorista o intento de asesinato.

Excelsior