Las consecuencias de que el senador del PAN, Ismael García Cabeza de Vaca, intercambiara la foto de una mujer y preguntara por el “padrote” ya tuvieron sus consecuencias: Fernanda Moreno ya fue tachada como escort y ha recibido mensajes de odio y preguntas llenas de insultos en la que le cuestionan ‘¿cuánto cobras por zarandearte?’.

Fernanda no es sexoservidora, es estudiante de Mercadotecnia y una foto que subió a su cuenta personal de Instagram apareció la tarde del 25 de septiembre en un grupo de WhatsApp de nombre “Three Amigos” en el que aparecen “Gero”, “Manito” y el legislador.

En entrevista con Javier Risco para La Nota Dura, la joven de 20 años aseguró que “las bromas pesadas de este señor” ya le causaron muchos problemas en redes sociales y que incluso, le da pena salir a la escuela.

Es un tema muy delicado en el que se me acusa. Soy estudiante, claro que no me dedico a eso, respeto a las personas que lo hacen, pero yo no lo hago, se me hace indignante a mi persona”,
Fernanda Moreno
Respecto al origen de la foto, aseguró que se la tomó en el carro de su madre y jamás pensó que fuera a viralizarse de esa manera.

Me molestó un poco que mi imagen se viera embarrada. Trabajo con varias marcas y me preocupa, no creo que quieran estar asociadas con un tema de prostitución”, Fernanda Moreno.

Este martes, El Financiero publicó las imágenes del senador Ismael García Cabeza de Vaca mirando su celular mientras chateaba con amigos sobre la fotografía de Fernanda, en lugar de poner atención a la comparecencia del titular de la Secretaría de Hacienda, José Antonio González Anaya.

Previamente en redes sociales, Fernanda había publicado una transmisión en vivo en la que explicó que era una estudiante universitaria y se dijo sorprendida de que sus imágenes llegaran al celular del senador, a quien dijo no conocer.

 

HuffPost México