Los embarazos no deseados en adolescentes en México son una realidad. De las 32.7 millones de mujeres que son madres en el país, 6 de cada 10 tienen 14 años. La falta de educación sexual, la violencia sexual y el poco acceso a los anticonceptivos son las causas principales por las que las adolescentes y jóvenes menores de 19 años quedan embarazadas. Esto representa un problema de salud pública.

Diferentes organizaciones han hecho públicas las medidas para prevenir que estas cifras sigan en aumento. El embarazo no deseado significa privar a las mujeres en otros campos de su vida, la educación es una de ellas: del 59% de las adolescentes de 12 a 19 años con antecedente de embarazo cursaron hasta la secundaria, de acuerdo con la organización Save the Children.

En el marco del Día Mundial de la Anticoncepción —cada 26 de septiembre desde 2007—, diversas organizaciones se han pronunciado para que el acceso a los anticonceptivos (un derecho que tienen todas las personas) no se les niegue a las y los adolescentes.

“Sabemos que la educación sexual no es solo cosa de que los padres hablen con los hijos. El estigma de la educación sexual está en el sistema. Las y los jóvenes tienen relaciones sexuales, eso es una realidad, y no tienen una protección adecuada. Los adolescentes deben de tener acceso a un anticonceptivo en el momento en el que ellos lo necesiten”, comentó Alfonso Carrera, director médico de Marie Stops México.

Datos del Fondo de Población de las Naciones Unidas indican que al año aproximadamente 16 millones de adolescentes de 15 a 19 años quedan embarazadas. Dentro de las recomendaciones hechas por el UNFPA (por sus siglas en inglés) se exhorta a que se aumente el uso de anticonceptivos entre los jóvenes.

Bloquearlos al acceso de la anticoncepción, información sobre salud sexual y reproductiva de manera laica y científica, no va hacer que los adolescentes y jóvenes dejen de tener relaciones sexuales, agregó Carrera.

¿Qué son los métodos anticonceptivos?
Antes que nada, no existe un método anticonceptivo que sea mejor que otro. Cada uno se adapta a las necesidades de cada persona por su estilo de vida, salud y edad. Los métodos anticonceptivos son objetos, sustancias o procedimientos utilizados por hombres y mujeres para prevenir una enfermedad de transmisión sexual y embarazos no deseados.

¿Cuáles existen?
Los métodos anticonceptivos están clasificados en tres: temporales, de barrera y definitivos:

Entre los temporales están:

  • Píldoras anticonceptivas solo de progestina o minipíldoras: Contienen una dosis muy baja de progestina parecida a la progesterona natural que producen las mujeres, no contienen estrógenos y las pueden usar mujeres que acaban de dar a luz. Son de uso diario y no hay descanso cuando un paquete se acaba se debe iniciar el siguiente.
  • Inyectables Mensuales: Contienen progestina y estrógenos, igual a las hormonas que producen las mujeres. Se administra intramuscular en el primero o segundo día de la menstruación.
  • Parches combinados: Es un plástico flexible pequeño, que se coloca en la piel, libera 2 hormonas, una de progestina y otra de estrógeno. Se puede colocar en la parte superior externa del brazo, espalda, estómago, abdomen o nalgas nunca debe colocarse en las mamas. Se usa un parche cada semana, durante 3 semanas seguidas, se descansa la cuarta semana que es cuando la mujer presenta su menstruación.
  • Implante Subdérmico: Es un pequeño cilindro de plástico del tamaño de un fósforo, que libera progestina, se coloca en la cara interna de la parte superior del brazo y por debajo de la piel. Tiene una duración de tres años.

En los de barrera están:
Condón. Los hay masculinos y femeninos, se consiguen gratis en clínicas IMSS y su efectividad es de 85% a 95%. El condón es el único que además de evitar embarazos, protege contra enfermedades de transmisión sexual.
Anillo Vaginal Combinado: Dispositivo de material flexible que se coloca en la vagina. Contiene progestina y estrógeno, que se absorben por las paredes de la vagina y van directamente al torrente sanguíneo. La duración del anillo es de 3 semanas, la cuarta semana se retira y se desecha ya que es cuando se presentará la menstruación.
Espermicidas: Sustancias químicas que se introducen en la vagina y hasta el cérvix, antes de iniciar la relación sexual. Su función es la ruptura de membranas de los espermatozoides y evitando la unión de estos con el óvulo.
Diafragmas: Capuchón de látex blando que cubre el cérvix en el borde contiene un resorte firme y flexible que lo mantiene en su lugar; se utiliza con gel o crema para mejorar la eficacia. Funciona, impidiendo la entrada de los espermatozoides al cérvix, evitando así, que los espermatozoides entren en contacto con el óvulo.

Métodos definitivos:

Oclusión Tubaria Bilateral (OTB) o Salpingoclasia: Método anticonceptivo definitivo, que se realiza a las mujeres que no desean tener más embarazos, a través de una pequeña incisión a nivel del nacimiento del vello púbico o debajo del ombligo y puede ser posterior a una cesárea.

Vasectomía: Método anticonceptivo definitivo para el hombre. Consiste en ligar y seccionar los conductos deferentes a través de una pequeña incisión de medio centímetro en el escroto, con una duración de tiempo quirúrgico de 10 a 15 minutos.

La información completa la encuentras en este enlace.

¿Existe un método que sea más eficiente para adolescentes?
No hay un método anticonceptivo especial. Para determinar cuál empezar a usar se debe de consultar con el médico especialista, realizar una historia clínica y a partir de las necesidades y el estado de salud de la adolescente se le indica el recomendado.

Debes saber que…

No se necesita ser afiliado al IMSS para tener acceso a alguno de los métodos anticonceptivos presentados arriba, todas las clínicas deben dar asesoría sobre salud sexual y no se necesita ir acompañado de un adulto para recibirla o acceder a un anticonceptivo.

The Huffinton Post