El 28 de septiembre pasado, se dio a conocer el asesinato del comunicador Arturo Porcayo, días después los medios de comunicación han informado sobre la muerte de Sergio Martínez González, quien fue asesinado la mañana de este tres de octubre, en Cacahoatán, Chiapas.

Según los primeros reportes, Sergio Martínez, editor del periódico Enfoque, se encontraba desayunando con su esposa—quien se encuentra en estado de gravedad— al momento de ser atacado por dos sujetos, que llegaron al lugar a bordo de una motocicleta tipo choper Italika.

De acuerdo con el periodista y corresponsal de Proceso, Isaín Mandujano, Sergio Martínez era activista en la zona fronteriza de ese estado —en sus redes sociales, Martínez González había denunciado que a pesar de pedir apoyo a las autoridades, sin embargo, nunca recibió respuesta—:

“Acribillan a tiros Sergio Martínez González, activista y comunicador en la región fronteriza de Cacahoatán. El se asumía como un periodista en activo, algunos otros no lo consideraban así. Pero era un ciudadano que hacía uso de su derecho a la libertad de expresión para informar, cuestionar, criticar y denunciar el estado de las cosas en esa zona”

Hasta el momento, la Fiscalía General del Estado de Chiapas (FGE) no ha emitido ningún comunicado sobre los hechos, sin embargo, se sabe que las autoridades estales y municipales arribaron al lugar donde fue agredido el comunicador para comenzar con las investigaciones correspondientes.

La semana pasada se dio a conocer el asesinato del comunicador Porcayo, locutor del Sistema de Radio y Televisión de Guerrero. Una semana antes, se reportó el asesinato de Mario Leonel Gómez, corresponsal de El Heraldo de Chiapas.

La asociación Reporteros Sin Fronteras ha señalado a nuestro país como uno de los más peligrosos para desempeñar la labor del periodismo, justo como los países que se encuentran en guerra como Iraq o Siria.

 

Sopitas / LUCY SANABRIA