Otro que terminó de mal en peor es el edil de Santa Lucía del Camino, el priista RAÚL CRUZ, de quien sus propios gobernados se quejan de haber abandonado el ayuntamiento; la mayoría de las colonias y sus tres agencias municipales, como Ixcotel, Rancho Nuevo y San Francisco Tutla, los vecinos tuvieron que colgar mantas de amenazas a los delincuentes, ante la grave ola de inseguridad, que se incrementó con el alto número de bares y prostíbulos. Apenas el lunes pasada, una mujer fue asaltada al salir de un banco, ubicado en Ixcotel, frente al mercado de la colonia Las Flores; en esa zona son frecuentes los asaltos y no hay poder humano que obligue al edil surgido del PVEM-PRI, a regresar al ayuntamiento; eso sí, prefiere andar en bodas, fiestas y borracheras.