Los estados están quebrados porque gastan de más en prensa, sueldos, ceremonias, viáticos…

Ciudad de México, 9 de octubre (SinEmbargo).– Todas las entidades de la República subestimaron sus ingresos en 18 por ciento y contrataron 246 por ciento más deuda de la aprobada durante 2017, lo que permitió que su gasto se elevará en 17 por ciento de lo presupuestado, arrojó el “Índice de Información del Ejercicio del Gasto (IIEG) 2018. Presupuestos estatales: simulación y discrecionalidad”.

De acuerdo con el estudio, realizado por el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), las entidades subestiman sus ingresos y gastan más de lo presupuestado en artículos de oficina, gasolina, sueldos, ceremonias oficiales, viáticos y publicidad oficial.

En este último rubro, Coahuila gastó 1 mil 429 millones de pesos, cantidad similar al gasto total en seguridad pública (1 mil 449 millones de pesos) en un estado en donde el 55 por ciento de la población considera la inseguridad como el problema más importante.

El IMCO encontró que al no alcanzar el 100 por ciento de desempeño, ninguna entidad da cumplimiento a la Ley General de Contabilidad Gubernamental, instrumento normativo que, a más de 10 años de aprobado, ordena mecanismos de transparencia, armonización y homologación de información sobre el ejercicio de los recursos públicos.

Los gobiernos estatales tienen un cumplimiento promedio del IIEG del 59 por ciento. Los tres estados con mayor cumplimiento son Puebla (96 por ciento), Campeche (88 por ciento) y Querétaro (87 por ciento). Los de menor cumplimiento son Michoacán (32 por ciento), Ciudad de México (31 por ciento) y Nayarit (15 por ciento).

En comparación con la edición anterior, 19 entidades mejoraron y 13 retrocedieron. Entre los estados con menor cumplimiento destaca el caso de Nayarit, entidad que hasta febrero de 2018 no había publicado 51 de 72 documentos evaluados correspondientes al primer, segundo y cuarto trimestre de 2017.

El IMCO destacó que si en los últimos tres años los estados hubieran gastado lo que presupuestaron para gasto burocrático, se habrían ahorrado 226 mil 577 millones de pesos, lo que equivale al financiamiento de seis años de la pensión federal para adultos mayores.

¿EN QUÉ GASTAN LOS ESTADOS?

El índice Índice de Información del Ejercicio del Gasto 2018 arrojó que en 2017, los gobiernos estatales recaudaron 319 mil 753 millones de pesos más de lo estimado (18 por ciento), lo cual equivale al 60 por ciento del saldo de la deuda pública a nivel estatal al cierre de 2017 (529 mil 174 millones de pesos).

“Los ingresos excedentes permiten un mayor gasto. Sin embargo, al no estar debidamente regulados, existe un margen para su uso discrecional, es decir, son cheques en blanco”, precisó el IMCO en su informe.

De 2 mil 016 conceptos de gasto en 2017, el 41 por ciento presentó variaciones al alza y a la baja mayores al 50 por ciento entre los montos aprobados y ejercidos.

En 2017, los poderes ejecutivos estatales gastaron 294 mil 998 millones de pesos adicionales a lo presupuestado (17 por ciento). Seis entidades tuvieron sobreejercicios de al menos 25 por ciento.

El gasto burocrático aumentó en 11 por ciento, con un gasto adicional de 62 mil millones de pesos.

“Los gobiernos estatales asignan recursos a rubros que no tienen un impacto directo en la población. Lo anterior no significa que se deba eliminar el gasto burocrático, pero sí auditarlo, analizar las necesidades de la población y replantear su tamaño”, señaló el IMCO.

Gasto en sueldos y salarios: En su conjunto, las entidades gastaron 18 mil 718 millones de pesos más de lo aprobado en este concepto. El estado de Jalisco tuvo una variación al alza del 93 por ciento.

Artículos de oficina: Los estados gastaron 38 por ciento más recursos (1 mil 635 millones de pesos) de lo presupuestado.

En 21 entidades ejercieron más de lo aprobado para este concepto y cuatro entidades variaron más del 300 por ciento: Guerrero (440 por ciento), Morelos (415 por ciento), Baja California Sur (361 por ciento) y Zacatecas (321 por ciento).

Gasolina: Los estados gastaron 500 millones de pesos adicionales a lo presupuestado y 25 estados ejercieron más de lo aprobado para este concepto.

El estado de Guerrero ejerció el doble de lo autorizado en gasolina y Chihuahua gastó en combustibles un monto equivalente al 196 por ciento de su gasto en protección ambiental.

Ceremonias oficiales: Todos los estados gastaron 91 por ciento más recursos (2 mil 103 millones de pesos) de lo presupuestado. En 26 entidades ejercieron más de lo autorizado para este concepto.

Para 2017, Guerrero presupuestó solo 20 mil pesos y terminó con un gasto de 134 millones de pesos, una diferencia de 645 mil 946 por ciento. Yucatán ejerció en ceremonias oficiales un monto equivalente al 97 por ciento de su gasto en infraestructura.

Traslados y viáticos: Los estados gastaron 12 por ciento más recursos (229 millones de pesos) de lo presupuestado. En 11 entidades ejercieron más de lo aprobado para este concepto.

Baja California ejerció en viáticos un monto equivalente al 365 por ciento de su gasto en salud y Guerrero erogó más del triple de lo aprobado (342 por ciento).

Servicios básicos: Los estados gastaron 11 por ciento más recursos (1 mil 669 millones de pesos) de lo presupuestado. En 19 entidades ejercieron más de lo aprobado para este concepto.

Jalisco (123 por ciento) y Morelos (120 por ciento) ejercieron más del doble de lo aprobado inicialmente en sus presupuestos de egresos.

Publicidad oficial: En este rubro, Coahuila gastó 1 mil 429 millones de pesos, cantidad similar al gasto total en seguridad pública (1 mil 449 millones de pesos) en un estado en donde el 55 por ciento de la población considera la inseguridad como el problema más importante.

Quintana Roo ejerció un monto equivalente al 81 por ciento de su gasto en protección ambiental.

“La evidencia apunta a que, en los estados, los presupuestos son ejercidos como una simulación y a discreción de las secretarías de finanzas, consecuencia de la falta de planeación y una nula intervención de sus congresos”, concluyó el IMCO en su documento.

¿CÓMO MEJORAR EL GASTO PÚBLICO?

1. El IMCO propone reducir la discrecionalidad en el ejercicio de los recursos públicos:

– Establecer controles a las modificaciones presupuestales de los poderes ejecutivos estatales que limiten el aumento desproporcionado de su gasto administrativo.

– Mayor participación de los congresos locales en la aprobación y supervisión del ejercicio del gasto: cumplir su función de contrapeso.

2. Mejorar la calidad de la información financiera:

– Eliminar el margen de interpretación en la normatividad de contabilidad gubernamental emitida por el Consejo Nacional de Armonización Contable (CONAC).

– Que los entes obligados publiquen en tiempo y forma su información financiera.

–Publicar la información financiera en formato de datos abiertos.

 

Sin Embargo