Proponen crear Ley de Amnistía para liberar indígenas presos sin traductor

Por Benjamín Méndez

Oaxaca, Oax.- Una iniciativa presentada el pasado 20 de septiembre en el Senado de la República propuso crear una Ley de Amnistía a través de la cual serían liberados los más de 10 mil indígenas que permanecen recluidos en todo el país y que, sin el respaldo de un traductor, fueron sentenciados o están a la espera de una condena por delitos del fuero federal.

El proyecto consta de tres artículos y extinguiría lisa y llanamente las acciones penales y las sanciones impuestas.

De ser aprobada, la iniciativa, turnada a las Comisiones Unidas de Justicia y de Estudios Legislativos para su análisis y respectivo dictamen, establece que las autoridades judiciales y administrativas competentes, deberán revocar las órdenes de aprehensión pendientes, y pondrán en libertad a los procesados o sentenciados.

El autor de la proposición, Clemente Castañeda, explicó que existen rezagos en distintas materias del sistema de procuración de justicia, lo que reproduce una situación de vulnerabilidad y exclusión hacia los pueblos indígenas.

Apuntó que, en la actualidad, faltan mecanismos y políticas que garanticen su acceso pleno a la jurisdicción del Estado, y queda demostrado con que en México hay un sólo defensor público federal por cada 600 mil habitantes indígenas, comentó.

La mayoría de los intérpretes y traductores del “Padrón nacional de intérpretes y traductores en lenguas indígenas (Panitli), “no son ocupados por la justicia mexicana, pues las fiscalías o ministerios públicos locales carecen de recursos para pagar sus honorarios o traslados, dejando de lado un apoyo necesario para la defensa del indígena en reclusión”, dijo.

El documento subraya que en México hay 24.4 millones de personas, de tres años y más, que se auto reconocen indígenas, y representan 21.5 por ciento de la población; la mayoría se concentran en Oaxaca, Yucatán, Chiapas, Quintana Roo, Guerrero e Hidalgo, e integran 68 grupos lingüísticos.

Oaxaca, al menos mil indígenas presos

En Oaxaca, hasta finales de 2016, la población penitenciaria era de 3 mil 176 reos, de los cuales, el 31 por ciento (985) eran indígenas, de acuerdo con el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

De ellos, según estimaciones de organizaciones civiles, el 98 por ciento de los reclusos permanecían en prisión preventiva, ya sea porque son acusados de delitos graves o porque no cuentan con dinero para pagar la libertad bajo fianza, además de que el 50 por ciento fue aprehendido de manera arbitraria, torturado o no tuvo acceso a una defensa eficiente.

De acuerdo con estudios de la agrupación AsiLegal, citados por Proceso y El Universal, al 83 por ciento de los indígenas que fueron detenidos por la policía en Oaxaca y Chiapas no se les mostró una orden de aprehensión.