Paola Flores

OAXACA, Oax. Esta semana la vida cultural de Oaxaca se concentra en el Centro de Convenciones de Santa Lucía. Las letras han reunido a los lectores oaxaqueños con escritores, periodistas y activistas en la Feria Internacional del Libro.

Manuel y Regina han llegado a pesar de la lluvia, sus ojos recorren el lugar buscando el Foro FILO, donde en breves instantes dará inicio la charla del filósofo francés Gilles Lipovetski.

También viene Mariana de seis años, ella ha elegido escuchar un cuento de Pedro Malpica, a cuestas su apresurada madre intenta ponerle el abrigo.

Juan y Rubén hacen fila en el Foro Panorámico, esperan alcanzar un buen asiento para escuchar la mesa Los mundos de la lectura con Alberto Manguel y Paul Theroux.

Por ahí, en el área de cafetería se observa a Juan Villoro platicando con dos chicos sobre su más reciente obra: El vértigo horizontal.

Por dónde se mire, hay libros, jóvenes, niñas y niños, todos yendo y viniendo, comentan cosas como: “Yo compré La estupenda guía para vivir la vida a tu manera de Pepe y Teo, ¿crees que vayan a firmarlo?” o “Lorenza bájate del perro me gustó, aunque en los dibujitos nunca se ve Lorenza”.

Las letras fluyen por aquí y por allá.

Nadia López García, galardonada esta semana con el Premio Nacional de la Juventud 2018 considera que este es un espacio maravilloso. Recuerda que en su caso, los primeros libros a los que tuvo acceso fueron los que dan al entrar en la primaria.

“Mi infancia fue en Baja California y en casa no teníamos recursos para comprar libros de grandes autores, aquí veo a muchos niños que conocerán a sus escritores favoritos, eso es muy bonito, que rico que puedan hacer esto.”

Cuenta que esta es la segunda vez que asiste como invitada y siempre le da gusto ver la igualdad que se proyecta, “aquí vienen maestros universitarios, pero también hay cabida para los hijos de obreros, de amas de casa, todos pueden encontrar un lugar y se pueden acercar, escuchan al mismo personaje. Por ejemplo, ¿cuándo íbamos a poder conocer a Lipovetsky? y sin embargo por la FILO se puede, esa es su riqueza. Ojalá y esta iniciativa dure mucho tiempo.”