Echeverría,Salinas de Gortari, Zedillo, Fox, Calderón y el propio Peña Nieto ya no cobrarán pensión el próximo enero. El presidente del Senado, Martí Batres, ordenó la publicación de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos, la cual elimina las pensiones a ex mandatarios. Anunció el morenista en su cuenta de Twitter: “En cumplimiento de la atribución que me confiere el inciso b) del artículo 72 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, una vez cumplidos los plazos, he ordenado la publicación de la Ley Federal de Remuneraciones de los Servidores Públicos en el Diario Oficial”. La Cámara de Diputados había aprobado la ley en septiembre. La turnó a Peña Nieto para su promulgación y publicación, o que la vetara, optó por no hacer nada. Cumplido el plazo respectivo, le correspondió a Martí girar la orden, con aviso al secretario de Gobernación, Alfonso Navarrete Prida. Los ex presidentes tienen la opción de solicitar su pensión del Issste, o esperar la de mil 200 pesos mensuales que otorgará Andrés Manuel a las personas de la tercera edad. ¿Pueden ampararse? Sip. ¿Cuánto cuestan las pensiones? Son distintas para cada ex presidente, pero la Cámara reserva cada año 40 millones de pesos anuales. Les llegó su noche de Halloween; la huella de su paso podría resumirse así: 54 millones de pobres, país hundido en la violencia y la corrupción, y una deuda pública de 11.3 billones de pesos.

La Jornada / Dinero / Enrique Galván Ochoa