8 hombres nos confiesan los lugares más raros en los que se han masturbado

1.- “Renté una casa en la playa con mis amigos un verano y me desperté muy temprano cuando todos seguían dormidos. Así que salí solo a la playa con un poco de café frío y me relajé bastante. Estaba medio dormido y no había nadie más afuera. Me puse a pensar “¿Y por qué no?” y lo hice ahí debajo de mi toalla. Corrí al océano para limpiarme. Después noté que había alguien limpiando pero no creo que me haya visto”. – William, 28

2.- “En retrospectiva me doy un poco de asco, pero estaba un poco borracho en un concierto y me metí en un baño portátil y me masturbé. Creo que todos pensaron que estaba cagando. Honestamente estaba demasiado caliente para funcionar y sonaba como una buena idea. Ahora que lo pienso sobrio, me dan náuseas”. – Devin, 28

3.- “Estaba en un road trip súper largo. Era de noche y me dieron ganas. Así que lo hice en mi coche mientras manejaba. Era una carretera muy larga y sola”. – Mike, 29

4.- “Creo que lo más raro ha sido afuera mientras acampaba. Es raro saber que estás afuera y que aunque nadie puede verte y estás en un lugar privado tu cerebro sigue pensando que estás haciendo algo malo”. – Lucas, 24

5.- “En la iglesia la mañana que me casé. Supongo que en algún sentido, esto es más emocional que otra cosa, pero había un cuarto para que el novio se cambiara y pudiera ir al baño antes de la ceremonia y yo… pongo que estaba un poco preocupado de que me diera una erección así que lo hice antes de ponerme el traje”. – Brian, 29

6.- “Lo hice en el velorio de mi bisabuela. Fue en casa de mis papás y era joven y mis hormonas eran muy locas así que subí arriba sin que nadie me viera y lo hice. Pero ahora que lo pienso no sé por qué me pareció una buena idea”. – Alex, 27

7.- “Había ido a un viaje largo a acampar con otras personas y tuve ese sentimiento de que no podría tener acción toda la semana. De repente empecé a sentir una necesidad de hacerlo. Y se empeoraba porque sabía que no podría. Acabé haciéndolo boca abajo en mi sleeping bag en una tienda de campaña el quinto día. Mis amigos no supieron. No pueden saber”. – Dean, 28

8.- “Saben, viéndolo así, la pubertad fue rara. No puedo creer que me masturbaba tan seguido en casa de mis papás. Obvio sabían. Espero que nunca se hayan dado cuenta”– Marc, 29

 

Cosmopolitan