Exigen a la CDI que se disculpe públicamente por "maltrartar" a niños en Oaxaca

El director del Instituto Intercultural Calmecac, Natanael Lorenzo Hernández acusó que tras un megaconcierto de bandas en el que participaron mil 350 niños, adolescentes y jóvenes, se les dotó de medias tortas

Tras denuncias en redes sociales por la dotación de medias tortas como alimento a mil 350 niños, adolescentes y jóvenes que participaron en un megaconcierto de bandas en Oaxaca, el director del Instituto Intercultural Calmecac, Natanael Lorenzo Hernández, pidió a la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), ofrezca una disculpa pública a los músicos.

El pasado viernes 9 de noviembre y a convocatoria de la dependencia federal, en el auditorio “Guelaguetza”, en Oaxaca, se efectuó la edición número 11 del concierto monumental, con la participación de 48 agrupaciones de las ocho regiones del estado. Tras ello habrían dado únicamente una playera y medias tortas a los integrantes de las bandas, pese a que para el concierto se habrían destinado tres millones y medio de pesos.

Este miércoles y tras haber publicado vía Facebook su inconformidad, en conferencia de prensa en la capital, Natanael Lorenzo pidió a la CDI y a autoridades estatales una disculpa pública por la “humillación” hacia los niños y jóvenes músicos.

“Que salgan a pedir disculpas, no se vale que traten así los niños, no se vale que paguen eso, que pidan disculpas y que nos expliquen en qué gastaron tres millones y medio de pesos; que los niños y maestros se enteren en qué se gastaron el dinero”, dijo a la delegada de la CDI en la entidad, Amable Cecilia Cruz Lozano.

Denunció, asimismo, que el año pasado, tras exigir justicia por el asesinato de un integrante de la agrupación musical que formó, “tuve que soportar durante ocho meses amenazas a mi familia, dos persecuciones y cambio de teléfono a cada rato”.

Indicó que los niños y jóvenes de los pueblos originarios de Oaxaca no merecen tratos de ese tipo ni se les puede engañar que con llevarlos a la capital a pasear, ya serían bien pagados.

Días atrás, la misma acusación hizo un músico de Santa María Tlahuitoltepec Mixe, José Luis Hernández: “es una tristeza que ante la gran labor y esfuerzo que realizan las comunidades en preparar musicalmente a sus bandas de música, el gobierno les devuelva una miseria con este tipo de alimentación”, expuso en Facebook.

* El Universal / Ismael García