Tres años

Ayer mismo, López Obrador dijo que antes de considerar nuevas subastas petroleras quiere estar seguro de que las empresas que obtuvieron contratos bajo la reforma energética realmente invertirán y producirán hidrocarburos. El mandatario expresó en la rueda de prensa mañanera que la inversión y la extracción que se esperaba no ha ocurrido; la producción de crudo de México está en niveles mínimos. Sin embargo, destacó que los contratos petroleros se respetarán. Lo que queremos es que demuestren que van a invertir y que van a producir petróleo (…) vamos a dar una tregua de tres años para que haya resultados, a partir de resultados vamos a tomar la decisión. La realidad es que no han invertido ni producido, pero sí están especulando, revendiendo contratos y ganando un dineral.

La Jornada / Dinero / Enrique Galván Ochoa