Dos varas

Esto dice el artículo 123 de la Constitución: Los salarios mínimos generales deberán ser suficientes para satisfacer las necesidades normales de un jefe de familia, en el orden material, social y cultural y para proveer a la educación obligatoria de los hijos. Es obvio señalar que ha violado sistemáticamente desde su creación en 1917. ¿Y la Suprema Corte de Justicia? ¿Sólo defiende los ingresos de sus ministros y los funcionarios que tienen una paga alta? Ya tenía mala imagen, de este conflicto saldrá sin pizca de prestigio

La Jornada / Dinero / Enrique Galván Ochoa