Los equipos Alebrijes de Oaxaca y el Club Atlético Zacatepec, sostuvieron un partido de práctica en las instalaciones del equipo oaxaqueño en Huixquilucan, Estado de México, en donde la victoria correspondió al equipo dirigido por Alex Diego 3-2, pero lo más importante de este encuentro fue la convivencia y degustación de alimentos entre los dos equipos, demostrando que la rivalidad en el futbol solo está en el terreno de juego.

Tanto la oncena oaxaqueña como la morelense, tuvieron momento de esparcimiento y de convivencia, mostrando que el futbol debe ser un vehículo de integración y de ejemplo de rivalidad deportiva, pero al mismo tiempo de similitud de objetivos y de una filosofía de integración para impulsar una competencia más gallarda y limpia en el terreno de juego.

Los jugadores de ambos planteles se intercalaron a la hora de degustar sus alimentos y al finalizar se tomaron la foto de recuerdo para reafirmar está integración de valores y al mismo tiempo para enviar un mensaje de que la competencia solo está en la cancha y que el futbol se debe disfrutar sin violencia,  tanto en el terreno de juego como en las tribunas.