¿AHORA SÍ LLEGARÁ EL DESARROLLO A OAXACA?

* Graves, los pleitos en el interior de Partido Morena, que escandalizaron a AMLO

* ¿Por qué menospreciaron al diputado federal Benjamín Robles de giras en Oaxaca

* Fiestas navideñas atraen otra vez a cientos de turistas al estado

Es inédito el que a poco más de 15 días de iniciado su sexenio presidencial, un presidente de México haya venido y se haya quedado durante tres días en Oaxaca. Es històrico también el gobierno federal esté dando una altísima prioridad al estado y que estemos prácticamente en el umbral del desarrollo. ¿Será así?

Primero, hay que recordar el menosprecio que tuvo Enrique Peña Nieto hacia Oaxaca; fueron contadas sus visitas a la entidad y prácticamente no hubo compromisos firmes y resultados; en las dos recientes, en septiembre del año pasado, fueron para inaugurar el Centro de Convenciones, y la otra, días antes de terminar su mandato, para botar un buque de la Marina Armada de México en Salina Cruz.

Como antecedente, hay que decir también que con Felipe Calderón fueron escasas presencias y apoyos, por miedo al magisterio de la Sección 22; con Vicente Fox, sólo parafernalia, tanta que vino a quedarse a Oaxaca durante dos días, pero sólo para vacacionar una noche en Capulalpan de Méndez,  y quemar bombones a la luz de la luna, con su Martha Sahagún.

Entonces, con la llegada de Andrés Manuel López Obrador, hay un giro presidencial muy importante en toda la práctica política; para comenzar, como dijimos, los tres días en Oaxaca, en medio de un discreto operativo de seguridad, pero que además no fue molestado en absoluto por la Sección 22; sí, en cambio, por grupos menores que buscan justicia y atención a sus demandas, a algunos de los cuales atendió personalmente.

Decíamos que es probable –hay que dar el beneficio de la duda— que el desarrollo ahora sí esté tocando las puertas de Oaxaca.

Por lo menos eso se refleja, resultado de las gestiones del gobernador Alejandro Murat Hinojosa, con los anuncios presidenciales hechos los días 21, 22 y 23 de diciembre reciente.

En el Centro Cultural y de Convenciones, el viernes se anunció el Plan Nacional de Desarrollo de los Pueblos Indígenas, en que se dará prioridad a los pueblos originarios, a los que se les permitirá manejar de manera directa recursos para ejecución de obras, además de actualizar las leyes y reglamentos, a fin de reconocerles plenamente sus derechos.

Mientras que el sábado en San Juan Evangelista Analco, puso en marcha el plan para pavimentar caminos rurales a los municipios indígenas del país, con recursos por dos mil 300 millones de pesos sólo para 50 municipios de Oaxaca.

El mismo día pero en San Pedro y San Pablo Ayutla, dio a conocer su plan nacional de infraestructura carretera, con una inversión histórica de 78 mil millones de pesos; de ello se desprenderán, por fin, recursos financieros para terminar las supercarreteras al Istmo y a la Costa, según anunció.

En el Istmo, el pasado domingo anunció en Salina Cruz una inversión global por ocho mil millones de pesos para detonar diversos proyectos, que incluyen el corredor transístmico. Aunado a ello, informó que se destinarán 10 mil millones de pesos para damnificados por los sismos de septiembre de 2017.

Hay que recordar que el proyecto transístimo es añejo, pues desde hace más de un siglo se ha intentado explotar, incluso por gobiernos extranjeros; más recientemente, en el sexenio de Diódoro Carrasco Altamirano se anunció como la panacea, pero finalmente no se hizo nada.

Es con López Obrador y el gobierno de Alejandro Murat que parece que ahora sí los planes van en serio pues, según anunció el mandatario mexicano, una parte importante de los recursos financieros ya están contemplados en el Presupuesto de Egresos 2019.

Entre otras acciones a emprender a partir del 1 de enero ya están contempladas en el Presupuesto de Egresos 2019, de los cuales serán mil millones de pesos para la rehabilitación de la vía del ferrocarril que une a Salina Cruz con Coatazacoalcos, Veracruz. Además, 250 millones de pesos para continuar la modernización de la carretera transístmica, que une a esas dos ciudades. Asimismo, hay disponibles tres mil millones de pesos para la modernización y ampliación del puerto de Salina Cruz y el de Coatzacoalcos; además hay recursos considerados para la rehabilitación de la refinería de Pemex en la ciudad porteña.

Por lo pronto, insistimos, demos el beneficio de la duda a las autoridades federales que arrancaron funciones el pasado 1 de diciembre; demos también el beneficio de la duda al joven Alejandro Murat, que ha insistido de manera permanente en mantener una relación de respeto y diálogo y colaboración con López Obrador. Que todo sea para el bien de Oaxaca.

NIMIEDADES

1.- Hablando de la gira presidencial por Oaxaca, quienes evidenciaron sus pleitos internos y con ello dejaron en mal al gobierno de AMLO, son los integrantes de Morena, que durante actos en dos días, no cesaron de chiflar y repudiar a autoridades del gobierno estatal; al final quedó evidenciado que se trató de un ajuste de cuentas entre NANCY ORTIZ y SALOMÓN JARA CRUZ, que lamentablemente impactó en la imagen presidencial; a esos politiquillos se les olvida que las campañas electorales ya terminaron y que ahora lo que deben hacer es trabajar en beneficio del estado, más aún cuando son gobierno.

2.- Por cierto, algo pasó con el diputado federal BENJAMÍN ROBLES MONTOYA que nada más no se apareció por ningún lado durante la gira presidencia por Oaxaca; tan perniciosa presencia seguramente fue valorada por el equipo de López Obrador y finalmente cayeron en cuenta que el PT poco representa en el estado  y que sólo buscan reflectores políticos. Enhorabuena por la decisión de excluirlos.

3.- Pese a los augurios y a la violencia que no cesa, Oaxaca recibe a miles de turistas durante estas fiestas decembrinas, lo que se ha traducido, por supuesto, en el incremento de la derrama turística. Lo malo es el descuido en que se mantiene el Centro Histórico de la capital, lleno de basura, de vendedores ambulantes, de indigentes y borrachos, que dan mal aspecto y ahuyentan a los turistas. Sin duda que los destinos de playa, como Huatulco y Puerto Escondido, siguen atrayendo al mayor número de visitantes; esperemos que la buena racha de dos años de crecimiento en materia turística continúe, pese al deficiente trabajo del secretario del ramo, JUAN CARLOS RIVERA CASTELLANOS.