Celebra la CNTE en Oaxaca la liberación de 4 presos políticos

Oaxaca, Oax., Al mediodía de este sábado fueron presentados en las instalaciones de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca los dos profesores y dos activistas liberados la madrugada del viernes del penal de alta seguridad de Puente Grande, Jalisco, donde permanecieron detenidos durante cinco años y siete meses.

Acompañados por integrantes del comité ejecutivo de la sección 22 del sindicato magisterial, los maestros Lauro Atilano Grijalva Villalobos y Damián Gallardo Martínez, además de los activistas Sara Altamirano Ramos y Leonel Manzano Sosa, agradecieron el apoyo y acompañamiento de organizaciones sociales y el magisterio oaxaqueños.

Los cuatro fueron detenidos en mayo de 2013 en dos operativos separados, y las autoridades los presentaron como presuntos culpables del secuestro de los sobrinos del entonces presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Gerardo Gutiérrez Candiani.

Su liberación se dio este viernes por desistimiento del Ministerio Público Federal debido a que no lograron una sentencia condenatoria de los activistas por falta de pruebas, además de que organismos defensores de derechos humanos nacionales e internacionales documentaron tortura y violaciones al debido proceso contra los detenidos.

Eloy López Hernández, secretario general de la sección 22, puntualizó que la liberación de los cuatro detenidos no se debió a la amnistía anunciada por el presidente Andrés Manuel López Obrador, sino a un desistimiento de las autoridades debido a que nunca pudieron comprobar la culpabilidad de los profesores y activistas, por lo que alcanzaron su libertad completa; ahora se iniciará la ruta para que los dos que ejercían de profesores recuperen sus trabajos y se les paguen los salarios caídos, como ocurrió con Mario Olivera Osorio, quien fue detenido junto con ellos y que logró su libertad en abril pasado.

Destacó también que en el país existen más de 5 mil presos políticos, y en Oaxaca son alrededor de 70, aunque no precisó cuántos de ellos son profesores; refirió que hay casos de defensores de derechos humanos y de ambientalistas, quienes por oponerse a megaproyectos han sido encarcelados acusados de delitos inventados.

Al ser presentados ayer, los excarcelados fueron recibidos entre abrazos y lágrimas por familiares y amigos, en medio de consignas con las cuales los asistentes demandaron la liberación de todos los presos políticos del país.

Grijalva Villalobos refirió que pese a lo ocurrido no piensa claudicar en sus ideales, por lo que se mantendrá en la defensa de la educación pública; además, dijo que este viernes se cumplió su sueño y el de su familia, que era el de alcanzar su libertad.

Después, fue el turno de Gallardo Martínez, quien al principio se expresó en zapoteco, su lengua natal, para agradecer a todos los profesores, activistas y al pueblo de Oaxaca por el apoyo que recibió durante su detención. Prosiguió Manzano Sosa, quien en un escrito destacó la incertidumbre que vivía, pero refirió que ha sido histórica la caída del poder neoliberal en el pasado proceso electoral y el triunfo en contra de la mal llamada reforma educativa.

Refirió también que han pagado caro él y sus compañeros la lucha en contra de la reforma educativa impulsada por el gobierno de Enrique Peña Nieto; sin embargo, recordó que otros han dejado su vida peleando por las libertades y en contra de las imposiciones, aunque puntualizó que la cárcel y estas situaciones no le han hecho mella y se mantendrá en el trabajo político. Finalmente, Sara Altamirano se dijo más fuerte que nunca y reiteró ser inocente de los delitos que la acusaron junto con sus compañeros.

La Jornada