Juan Martínez Ferra
Desde hace cinco días, el presidente municipal de Oaxaca de Juárez, José Antonio Hernández Fraguas, se encuentra de permiso, concedido por el Cabildo, mismo que vence hoy, el último día de su gestión de dos años.
Sin embargo, el abandono también se palpa en distintas calles incluso del Centro Histórico; de día y de noche, los vendedores ambulantes colmaron el Andador Turístico, la plaza Independencia, la Alameda de León y el zócalo.
En tanto, sobre la calle de Flores Magón, bajo la anuencia del ayuntamiento, indígenas triquis extendieron su vendimia y tienen al menos seis puestos de ropa presuntamente típica, sobre las dos aceras, a un costad del Palacio de Gobierno.
Ciudadanos y comerciantes fijos, además, han denunciado el grave incremento de puestos incluso sobre el arroyo vehicular, como es el caso de las calles de Las Casas, Hidalgo, Victoria y Prolongación de Victoria, por mencionar algunos.
Asimismo, a plena luz del día y en zona irrregular, decenas de ambulantes colcoaron puestos en el camellón del Periférico, cerca del Mercado de Abasto, sin que ninguna autoridad los moleste.
En tanto, durante un recorrido efectuado este lunes por calles del centro y la periferia de la ciudad, se pudo constatar el nulo o deficiente servicio de limpia, pues la basura se encuentra acumulada en calles y esquinas.
Por otra parte, a pesar de que dijo que el permiso de cinco días que pidió no significaba su ausencia, el presidente municipal Hernández Fraguas no hizo ninguna aparición pública durante este tiempo; en redes sociales se difundió que se encontraba de paseo en el extranjero, lo cual no pudo ser confirmado.
En sus dos periodos como edil surgido del PRI, debido a sus malos resultados entregó malas cuentas al partido y al electorado, pues la primera vez entregó el poder al panista Luis Ugartechea Begué y en esta ocasión a Oswaldo García Jarquín, del Partido Morena.
La inseguridad es otro de los saldos negativos que dejará el gobierno municipal priista, pues la madrugada de hoy fue incendiado un vehículo sobre la avenida San Felipe, al norte de la ciudad.