Oaxaca, Oax. Con una deuda carcana a los 200 millones de pesos dejó José Antonio Hernández Fraguas el municipio de Oaxaca de Juárez además de ambulantaje que satura las calles.

Al inicio de su administración Hernández Fraguas recibió una deuda de 80 millones pesos, misma que abruptamente incrementó hasta en un 300 por ciento.

La opacidad fue el eje central de su gobierno cuestionaron en diversas ocasiones regidores de oposición quienes reclamaron la ausencia del exedil a la sesión de cabildo del pasado 29 de junio.

Ahí cuestionaron la falta de información sobre la autorización de deuda pública por 35 Millones de Pesos, queriéndolos trasladar a la próxima administración. El listado de obra que se pretendían aprobar, contaban con presupuestos inflados.

A unas semanas pedir licencia Fraguas solicitó a la Secretaría de Finanzas 50 millones de pesos para “salir a flote” y finalmente salió por la puerta trasera y sin estar presente en la entrega del cargo a su sucesor Oswaldo García.