Supervisa la Semar controles en 11 instalaciones estratégicas Salina Cruz entre ellas

Como parte de las acciones contra el robo de combustible en instalaciones de Petróleos Mexicanos (Pemex), personal de la Secretaría de Marina-Armada de México (Semar) realiza labores de “verificación y evaluación de los controles de las áreas claves en 11 instalaciones estratégicas”.

La institución naval dio a conocer que estas acciones son “parte del Plan Conjunto de Atención a las Instalaciones Estratégicas de Pemex 2019, y se realizan para mantener un ambiente de orden, seguridad y disciplina operativa, contemplando tres áreas claves a los accesos, el cuarto de control y los tanques de abastecimiento”.

Los trabajos de los marinos se realizan en las refinerías de Salina Cruz, Oaxaca, y de Tampico, Tamaulipas, así como en las terminales de abastecimiento y distribución ubicadas en Tuxpan, Veracruz; Lerma, Campeche; Rosarito, Baja California; Guaymas, Sonora; Topolobampo y Mazatlán, Sinaloa; Manzanillo, Colima; Acapulco, Guerrero, y Lázaro Cárdenas, Michoacán.

El delito de robo de hidrocarburos en las instalaciones de Pemex y en los ductos ha generado pérdidas superiores a 60 mil millones de pesos anuales. Sin embargo, con la estrategia puesta en marcha durante el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, que se ha instrumentado con el apoyo de las fuerzas armadas, ha disminuido la cantidad de combustible sustraída en forma ilegal.

Ayer, el mandatario señaló durante su conferencia de prensa matutina que se va logrando el propósito de reducir el robo de combustible, ya que de un estimado de 787 pipas diarias que son cargadas en forma ilícita, han descendido por estas acciones a unas 177 pipas. “Es decir, 610 pipas menos al día. En total se han robado, desde que iniciamos el plan, 8 mil 540 pipas menos”.
En tanto, la 17 Zona Militar ubicada en la capital de Querétaro dio a conocer que instaló una base de operaciones en la terminal de almacenamiento y despacho de Pemex.

(Con información de Mariana Chávez y Jorge A. Pérez, corresponsales) / La Jornada