10 Habilidades culinarias que debes aprender cuando ya eres adulto

Animalgourmet

Admitámoslo, ya estamos grandecitos y hay que aprender a resolver problemas de todos los días.

Nunca valoras tanto tener habilidades culinarias hasta que las consigues; te pueden ayudar simplemente para no morir de hambre o comer horrible.

Te tenemos algunas que consideramos básicas para todo adulto -y más si ya vives solo.

Hot cakes.

Ya no estamos en edad de solo desayunar un plato de cereal con leche. Quizá el ritmo de la vida cotidiana no permite que cocinemos un manjar todos los días, pero por lo menos merecemos una avena bien hecha o unos huevos revueltos más que decentes.

Para hacer un desayuno adulto hay siete habilidades básicas que, creemos, debes dominar; desde saber hacer un buen café hasta unos waffles, hot cakes y pan francés de campeonato.

Destina un día de la semana -los domingos son perfectos- para practicar tus habilidades culinarias mañaneras.

Elegir vegetales al comprarlos

Pocas cosas son tan frustrantes como comprar frutas o verduras en el mercado que en el momento se ven hermosas y pasado uno o dos días ya no sirven.

Para que no te vean la cara, te platicamos de algunos grupos de vegetales y cómo reconocer las mejores frutas y verduras para elegirlas correctamente.

Hacer arroz

Siendo tan barato, saludable y llenador, resulta un privilegio saber prepararte tu arrocito para acompañar tu caldo de pollo o como guarnición.

Algo que debes saber es que hay muchas variedades y el resultado de tu platillo depende completamente de la que uses.

Si quieres facilitarte la vida compra arroz precocido; si quieres hacer de verdad, cómpralo en crudo.

Secretos para aprender a hacer el arroz perfecto.
El coco de todos los que preparan arroz por primera vez es evitar que se bata y quede una consistencia horrible.

Cocinar vegetales

Algo que debes saber es que no todos los vegetales tienen el mismo tiempo de cocción ni el mismo resultado con el mismo método.

Te damos una pequeña explicación de cuánto tiempo se deben cocinar los vegetales, el secreto para que queden al dente y también, como bonus, un manual de los métodos básicos de cocción.

Perder el miedo al horno

El horno es un gran aliado en la cocina; tiene muchas más utilidades que almacenar los refractarios y moldes para pastel.

Utilizarlo puede intimidar por miedo a que el gas haga de las suyas y explote, pero si tienes cuidado, es muy difícil que eso suceda.

Te recomendamos tener un encendedor de cuello largo, así evitarás cualquier riesgo de accidente o quemadura.

La clave del éxito con el horno consiste en cocinar los alimentos el tiempo exacto. Para eso, sigue tu intuición, las recetas y ten a la mano un termómetro que te indique la temperatura para que tengas más o menos idea de lo que sucede ahí dentro.

Cómo poner una mesa

Fácil: a la derecha del plato van los cuchillos con el filo viendo hacia la izquierda y, a un lado, la cuchara; a la izquierda del plato se coloca el tenedor; y en la parte superior derecha, las copas o los vasos.

Esta es la manera más sencilla de poner una mesa de manera cotidiana, pero las cosas se complican cuando decides sacar el mantel largo, la vajilla completa y el juego de copas que te regalaron tus padres cuando dejaste el nido.