Crean dispositivo que rehabilita a pacientes con lesiones cerebrales

JORNADA

Una de estas terapias es el neurofeedback que permite el autocontrol en determinados patrones de actividad cerebral.

Ciudad de México. Personas que sufrieron parálisis y hemorragias cerebrales, así como embolias, complementan su rehabilitación física con estudios encefálicos y terapias. Se trata generalmente de procedimientos invasivos y nada cómodos, ya que aún se emplean interfaces o medios alámbricos conectados a los sistemas para procesar información mediante corrientes eléctricas cerebrales.

Ante ello, un profesor-investigador de la Unidad Azcapotzalco de la Universidad Autónoma Metropolitana (UAM) diseñó un dispositivo inalámbrico de bajo costo para neuroterapia o estudios cerebrales que reducirá considerablemente las secuelas en los pacientes con parálisis cerebral.

El maestro Carlos Angulo Álvarez, del departamento de Procesos y Técnicas de Realización, busca con la interface craneoencefálica para estudios y rehabilitación neuronal contribuir al área de las neurociencias mediante un prototipo que ayude a los afectados por este tipo de lesiones, indica en comunicado la UAM.

“Además, los aparatos con los que son realizados los análisis cerebrales son de alto costo, lo que limita las posibilidades de practicar una neuroterapia constante que permita contribuir a la reeducación neuronal después de un suceso vascular cerebral y/o mejorar un trastorno por déficit de atención e hiperactividad”, refiere el investigador.

Una de estas terapias es el neurofeedback, un tratamiento neurocomportamental también denominado retroalimentación electroencefalografía, que permite el autocontrol en determinados patrones de actividad cerebral y las diligencias de la vida cotidiana.

El especialista en desarrollo de productos generados por tecnología computarizada indica que un objeto de bajo costo que conlleve menos tiempo en la colocación y remoción contribuirá a un proceso menos invasivo, lo que disminuye las incomodidades del paciente.

Con este instrumento las personas podrán realizar las terapias desde sus hogares a través de dispositivos móviles y mediante las aplicaciones disponibles para posteriormente enviarlos al neurólogo con el fin de que los monitoree en cada sesión o estudio cerebral.

Entre los objetivos del desarrollo está el reducir los costos del artefacto conforme a la demanda, hacer uso de la tecnología al alcance y de los recursos necesarios y generar un beneficio social dirigido a pacientes que sobreviven a este tipo de problemas de salud.

“También se generará una motivación para practicar estos procedimientos de manera más constante, partiendo del supuesto de que a mayor incidencia de ésta se estimulará la reeducación neuronal y el pronóstico de rehabilitación será de entre 85 y 90 por ciento”, concluye el doctorante en diseño Angulo Álvarez.