Zacatecas, Zac., Aproximadamente 28 mil mexicanos emigrarán este año en forma documentada, principalmente a Canadá y, en cantidades menores, a Estados Unidos y Alemania, como parte de los programas internacionales de trabajo temporal que México ha suscrito con esos países, informó Cliserio del Real Hernández, funcionario del Servicio Nacional del Empleo en Zacatecas.

A pesar de discursos antimigrantes como el de Donald Trump, presidente de Estados Unidos, los países del primer mundo requieren la mano de obra calificada de trabajadores mexicanos para importantes sectores de su economía, entre ellos el campo y la construcción, en Canadá y Estados Unidos, pero también para la industria automotriz y el sector salud.

En el caso de Canadá, informó Cliserio del Real, este año está programada la salida de 28 mil trabajadores agrícolas, 800 de ellos de Zacatecas, a laborar en el campo abierto, invernaderos, cultivo de tabaco y apicultura.

Viajan desde México en autobús o avión, con sus boletos pagados por las empresas contratistas.

Dependiendo de su desempeño, señaló el funcionario, como ha ocurrido en años anteriores, algunos trabajadores agrícolas “ya se ganaron su nominalidad” con los patrones canadienses.

Hay una condición importante: deben saber hablar “mínimo 60 por de ciento inglés”.

Los salarios en Canadá para estos trabajadores, según sus contratos específicos, son de entre 11 y 14 dólares por hora. Al retornar a México han ganado en promedio 8 mil dólares al menos (alrededor de 150 mil pesos).

Para 2019, sin embargo, hay una condición adicional del consulado de Canadá: deberán tomarles datos biométricos, es decir, huellas dactilares y captura digital de retina e iris.

El programa Mecanismo de Movilidad Laboral, de Estados Unidos, tiene un número muy pequeño de mexicanos contratados. Zacatecas, informó Cliserio del Real, ha colocado 149 personas de 2017 a la fecha.

Empresas estadunidenses contratan a zacatecanos para las labores más variadas: cultivo de chile; procesamiento de langosta, moluscos, crustáceos y pescado; empaque de frutas, crianza de ganado, recamaristas, ajustadores de canoas, operadores de maquinaria y ensambladores de madera. Los salarios van de 11.50 a 18 dólares la hora.

Alemania demanda mano de obra calificada, que incluye ingenieros en programación mecatrónica y sistemas 3D.

Se exige a los aspirantes “hablar 80 por ciento de inglés y alemán básico”. Para las vacantes en enfermería, sólo deben comprometerse aprender alemán en seis meses. La razón, informó Cliserio del Real, es que a las enfermeras mexicanas se les considera particularmente aptas para cuidar adultos mayores.

A diferencia de Canadá y Estados Unidos, que emplean mexicanos con la condición de que al terminar sus contratos regresen a su país de origen, “los alemanes desean que se vuelvan ciudadanos alemanes y se queden a laborar”.