Premia Francisco Toledo a los ganadores de la tercera Bienal Internacional de Cartel del IAGO

En esta tercera edición, el tema de la bienal fue Racismo, carteles sin represión, y participaron 600 artistas de varios países. El primer lugar fue para el polaco Grzegorz Mycka, mientras el segundo y tercer puestos los obtuvieron los mexicanos, Élmer Sosa y Paulina Galván Ramírez, en ese orden.

Oaxaca, Oax., El pintor oaxaqueño Francisco Toledo, fundador del Instituto de Artes Gráficas de Oaxaca (IAGO), premió ayer a los ganadores de la tercera edición de la Bienal Internacional de Cartel que organiza dicho instituto, en esta ocasión con el título Racismo, carteles sin represión, que contó con 600 participantes.

El acto se desarrolló en el patio del IAGO, donde la directora de la institución, Inari Reséndiz, anunció a los ganadores: el primer lugar lo obtuvo el polaco Grzegorz Mycka, el segundo y tercer puestos los obtuvieron los mexicanos, Élmer Sosa y Paulina Galván Ramírez, quienes recibieron sus premios de manos de Toledo. El ganador del primer lugar se excusó, ya que no pudo viajar a México para recibir su reconocimiento.

Francisco Toledo mostró su beneplácito ante la nutrida participación nacional e internacional que tuvo esta tercera edición; destacó que en Polonia, de donde es originario el ganador, existe una amplia tradición de cartel relacionada con su política socialista.

Respecto del racismo, tema de la bienal, el artista plástico se refirió al tema de Yalitzia Aparicio, indígena mixteca nominada al Óscar a mejor actriz por su participación en la película Roma, de Alfonso Cuarón.

Refirió que ella no es la primera indígena que destaca; recordó el ejemplo del pintor Rufino Tamayo, quien es reconocido a escala mundial. Pese a ello, dijo, el racismo todos lo hemos sufrido, los que somos de color humilde como dicen, pero hay que seguir.

Asimismo, destacó que la decisión de nombrar 2019 Año de las Lenguas Indígenas es de suma importancia para su defensa y rescate, ya que en la actualidad hay muchos prejuicios que impiden que las nuevas generaciones adopten sus lenguas. Por ejemplo, dijo, en las escuelas son los mismos maestros quienes orillan a los hablantes a abandonar su lengua materna y adoptar sólo el español.

Toledo destacó una escena que se presenta en Roma, donde dos señoras que hablan mixteco son interrumpidas por un niño que les pide que hablen bien. “Esa es, en el fondo, la actitud del gobierno, decir a los indios: ‘ya, hablen bien’, o sea que hablen en español”, cosa que, enfatizó, no es justo. Si uno hereda una lengua y tiene todo un mundo que gira alrededor de ella, ¿por qué hay que negarla o borrarla?

La muestra de la bienal se inaugura hoy en las instalaciones del IAGO, consta de 43 obras de artistas de 10 países, número que se definió desde la primera edición,la cual se dedicó a los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa en 2014.