AFP

Lanza en cuatro lugares: un edificio, un colectivo, una locomotora y la comunidad vecina de Parque das CachoeirasLos rescatistas centran su esperanza en cuatro lugares: un edificio, un colectivo, una locomotora y la comunidad vecina de Parque das Cachoeiras

Mientras las autoridades brasileñas continúan con los esfuerzos de búsqueda y rescate de víctimas del accidente en la mina de Brumadinho, las fuerzas de seguridad y los rescatistas de Minas Gerais actualizaron la lista de desaparecidos en 265, mientras que subieron a 34 los muertos.

En tanto, hay 23 heridos internados y 81 personas que quedaron sin hogar. Con estas cifras, la tragedia de Brumadinho supera en gravedad el accidente de Mariana, donde murieron 19 personas.

Tragedia en Brasil: Israel brindará ayuda para buscar sobrevivientes
Antes, el comandante del cuerpo de Bomberos del estado de Minas Gerais había señalado que aún existen chances de hallar sobrevivientes en algunos sitos que quedaron enterrados bajo la avalancha de lodo con desperdicios minerales.

“Hay posibilidades de víctimas con vida en cuatro puntos”, había dicho durante la mañana el jefe de los bomberos, coronel Edgar Estevão, en referencia a una parte de un edificio del centro administrativo de la mina Córrego do Feijão, de la compañía Vale; un colectivo y una locomotora que formaban parte del sistema de transporte del complejo, y la comunidad vecina de Parque das Cachoeiras.

Las fuertes lluvias de la tarde en la región complicaban los esfuerzos de búsqueda y rescate de eventuales victimas.

En una conferencia de prensa en el aeropuerto de Belo Horizonte, el coronel Estevão advirtió que el trabajo de búsqueda y recuperación de cuerpos puede extenderse por varias semanas ya que estarían sepultados bajo varios metros de barro.

Se esperaba que el presidente Jair Bolsonaro, quien esta mañana sobrevoló en helicóptero la zona afectada, también participara de la conferencia de prensa, pero el mandatario prefirió regresar a Brasilia en avión. Sin embargo en su cuenta de Twitter escribió: “Haremos lo que esté a nuestro alcance para atender a las víctimas, minimizar los daños, investigar los hechos, hacer justicia y prevenir nuevas tragedias como las de Mariana y Brumadinho, para el bien de los brasileños y del medio ambiente”

Bolsonaro se refería a un accidente similar ocurrido en noviembre de 2015, en la localidad de Mariana, también en Minas Gerais, cuando se rompió otro dique de contención de desechos minerales de Vale. Por el colapso de aquella represa, murieron 19 personas y un gran territorio quedó contaminado por los residuos tóxicos, lo que lo convirtió en el peor desastre ambiental en el país.

Millonaria multa a Vale
Por su parte, el gobernador de Minas Gerais, Romeu Zema, decretó este mediodía el estado de calamidad pública para facilitar la transferencia de recursos federales al estado y conseguir asistir de forma más rápido a las víctimas y familias que quedaron sin hogar. Ya el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles, adelantó que Vale tendrá que pagar una multa de 250 millones de reales (US$ 66 millones) por el impacto ambiental hasta ahora, aunque no descartó nuevas sanciones contra la compañía, la mayor minera de Brasil y una de las más grandes del mundo.

En tanto, un juez de Belo Horizonte impuso ya a Vale el bloqueo de 1000 millones de reales (US$ 265 millones). Para el magistrado Renan Carreira Machado, el nuevo accidente fue una “tragedia anunciada” que podría haber sido evitada.

“Evidenciando el daño ambiental, agravado por las víctimas humanas en número aún indefinido, cabe registrar que la responsabilidad de Vale SA es objetiva en los términos de artículo 225, incisos 2º y 3º de la Constitución de la República”, destacó el juez.