Existen muchos ingredientes y alimentos que son considerados afrodisiacos naturales, sin embargo, no todos lo son y de hecho algunos pueden llegar a ser tóxicos.

Según la ciencia, solo unos cuantos realmente ayudan a superar la disfunción eréctil, ha aumentar el deseo sexual y la excitación.

Afrodisiacos naturales, ¿cuáles funcionan?

Desde la antigüedad se han buscado métodos para mejorar el sexo y sentir mayor deseo sexual. Los afrodisíacos son alimentos o sustancias que despiertan el deseo y el placer sexual, pero a pesar de su historia, no todos tienen un respaldo científico sobre sus efectos en la lívido.

Por ello, un equipo de científicos revisó unos 50 estudios realizados sobre los afrodisiacos más populares hechos a base de plantas y animales.

Los resultados fueron publicados en la revista International Society for Sexual Medicine y demostraron cuáles son los afrodisíacos naturales que sí funcionan.

1. Ginseng

Es un clásico de los herbolarios de la medicina china porque se le atribuyen múltiples propiedades, entre ellas el alivio de la disfunción eréctil.

Se han hecho al menos siete estudios comparando el ginseng y el placebo en pacientes con impotencia sexual y todos han concluido que este estimulante sí tiene un efecto para mejorar la erección.

Aunque el efecto en mujeres es limitado, se ha demostrado que la variedad roja coreana estimula la excitación sexual en ellas, especialmente en la menopausia.

Solo hay que tener cuidado de no abusar de su consumo porque podría causar insomnio.

2. Maca

Esta planta tiene raíces que desde la antigüedad se han usado para  aumentar la fertilidad y el deseo sexual.

Estudios han demostrado que la maca sí estimula el desempeño sexual en las mujeres, sobre todo en las que atraviesan la menopausia. A los hombres les ayuda a lidiar con la disfunción eréctil.

Aunque faltan más estudios sobre su consumo frecuente, se considera un remedio seguro y sín efectos secundarios.

3. Gingko

Es un árbol con hojas únicas en el mundo que se usan en China como un medicamento para tratar la depresión y mejorar la función sexual.

El extracto de las hojas posee flavonoides, los cuales aumentan la circulación y pueden funcionar como un viagra natural.

Sin embargo, se recomienda tomar precauciones en su uso y consultar al médico antes, ya que podría aumentar el riesgo de sangrado y modificar el efecto de antidepresivos, medicamentos para la diabetes y analgésicos.

4.Vitaminas

Aunque diversos estudios indican que la mayoría de las vitaminas no hacen nada significativo para aumentar la función sexual, descubrieron que una mezcla podría ayudar.

Combinar vitaminas como la A, B, C, E, zinc, ginseng coreano, gingko y hoja de Damiana, tiene un efecto comprobado científicamente en el aumento del deseo y la satisfacción de las mujeres.

Antes de tomar cualquier mezcla de vitaminas consulta siempre al médico.

En caso de que tengas problemas sexuales con frecuencia lo mejor es acudir con un especialista en salud sexual para recibir la terapia necesaria.

 

(Con información de El Confidencial)