Periódico La Jornada

Casas y departamentos ubicados cerca de la refinería que el gobierno federal anunció que construirá en Paraíso, Tabasco, así como de las seis existentes pero que pretende rehabilitar, subirán de precio en la medida en que se reactive la actividad económica a su alrededor, consideró el portal inmobiliario Propiedades.com.

Indicó que, aun sin refinería, las casas en el municipio de Paraíso son las más caras, ya que, en promedio, cuestan un millón 720 mil pesos. En Ciudad Madero, Tamaulipas, los inmuebles se cotizan en un millón 660 mil, y en Minatitlán, Veracruz, en un millón 590 mil.

Las casas en Salamanca, Guanajuato, se venden en un millón 460 mil pesos; en Tula, Hidalgo, en un millón 390 mil, y en Salina Cruz, Oaxaca, en un millón 170 mil.

En contraste, las más baratas se localizan en Cadereyta, Nuevo León, cuyo costo promedio se ubica en 350 mil pesos, casi la quinta parte del precio que alcanzan en Paraíso, que todavía no tiene refinería.

Leonardo González, analista de Real Estate de Propiedades.com, sostuvo: Una refinería es un proyecto de alto impacto que potencia el desarrollo a largo plazo de su polo de ubicación. Éste impulsa toda la mezcla inmobiliaria y permite un flujo de nuevas inversiones, que genera empleos altamente calificados.

El Presupuesto de Egresos de la Federación para 2019 contempla casi 72 mil millones de pesos para la rehabilitación de las seis refinerías del país y la construcción de una en Tabasco. El Plan Nacional de Refinación pronostica que para 2022 las siete procesarán un millón 860 mil barriles de petróleo diarios, de los cuales se podrían obtener 781 mil toneles de gasolina y 560 mil de diésel cada día, de acuerdo con Petróleos Mexicanos.

Leonardo González consideró que los precios de las viviendas tenderán a incrementarse en la medida en que los proyectos se consoliden, porque aumentará la demanda para residentes locales y población flotante vinculada con los mismos.

De concretarse la refinería en Paraíso, dijo, el sector inmobiliario sumaría nuevas inversiones residenciales y la ciudad crecerá industrial y regionalmente más rápido.

El impacto no sólo sería para ese municipio o el estado de Tabasco, sino para todo el sureste del país.

Y aunque no podemos hablar de un crecimiento exacto de los precios, éstos aumentarían por encima de su tendencia en un rango de entre 6 y 10 por ciento trimestral, según el especialista.

Propiedades.com también analizó las rentas mensuales en los municipios petroleros y encontró que, otra vez, Paraíso encabeza la lista, al ubicarse en 12 mil 375 pesos, en promedio, seguido por Salina Cruz, Oaxaca, con 10 mil 151 mensuales, y Minatitlán, Veracruz, con 9 mil 192.

En este caso, el alquiler más bajo se ubicó en Salamanca, Guanajuato, con 7 mil 65 pesos mensuales, mientras en Tula asciende a 7 mil 440, en Ciudad Madero a 8 mil 57 y sobre Caderyta el portal no proporcionó información.