Aún no hay sitio definido para las seis terminales que tentativamente tendrá la vía férrea en su recorrido por Quintana Roo.

Cancún, QR. Continúa la pugna entre Bacalar y Chetumal por la estación del Tren Maya, pues aún se encuentran en fase de elaboración los estudios de factibilidad técnica y ambiental para definir el sitio.
Pablo Careaga Córdova, coordinador de los trabajos del Tren Maya en el tramo Bacalar-Tulum, informó que hay ofrecimientos de los ejidos de ambos municipios, los cuales quieren que sea en sus terrenos donde se construya la estación, pero será el comité técnico-científico del proyecto quien defina el sitio idóneo.

De hecho, explicó, todavía no hay sitio definido para ninguna de las seis estaciones que tentativamente tendrá el tren en su recorrido por Quintana Roo, pues están teniendo mucha reserva en el tema, porque de lo contrario se generará un fenómeno especulativo que podría tener el efecto contrario al que se busca con la vía, es decir, que sea una agente de ordenamiento urbano.

Aseguró que el municipio de Bacalar presenta limitantes ambientales que podrían obligar a cambiar el plan original y mover la estación hacia Chetumal o hacia algún punto intermedio entre los dos municipios; sin embargo, el asunto todavía se encuentra en análisis técnico.

Sobre la estación de carga para Chetumal, que dio a conocer el Colegio de Ingenieros de esta ciudad, también es un proyecto preliminar cuya consolidación depende de estudios de factibilidad ambiental, técnica e incluso de aforo mínimo del tren, agregó.

Hasta el momento tienen un promedio de cinco ofrecimientos de tierra por municipio para la construcción de las estaciones, de las cuales el comité técnico-científico del Tren Maya irá descartando las menos viables para concentrarse en las que mejores condiciones ofrezcan para el trazo y los derechos de vía que requiere el proyecto.

Pablo Careaga Córdova mencionó que el proyecto tiene ya un trabajo avanzado, pero sigue en fase preliminar, es decir, de estudios de impacto ambiental y buscando acelerar la elaboración del proyecto ejecutivo para el tramo sin vía que corre de Cancún en la punta norte de Quintana Roo hasta Escárcega, Campeche.

Posturas encontradas
En entrevista aparte, Luis Chimal Balam, comisario ejidal de Bacalar, pronunció que pese a que sus vecinos de Chetumal están insistiendo en que la estación del tren se construya en la capital del estado, ellos tienen confianza en que la decisión final favorecerá a Bacalar, pues el trazo original del tren presentado en diciembre pasado por el presidente Andrés Manuel López Obrador marca a su municipio como el sitio elegido para la obra.

Adelantó que este jueves sostendrán una reunión con Pablo Careaga para conocer las necesidades específicas de tierra y los esquemas de participación bajo los cuales podrán asociarse al proyecto férreo.

Eloy Quintal Jiménez, presidente del Consejo Coordinador Empresarial de la zona sur del estado, especificó que el sector empresarial no pretende entrar en la polémica por la estación del tren, sino simplemente plantear al gobierno federal los razonamientos técnicos urbanos y económicos que hacen más viable que esta infraestructura se ubique en un punto intermedio entre Bacalar y Chetumal, con el objetivo de que el desarrollo y las inversiones que traerá consigo la vía férrea beneficien por igual a toda una región y no solamente a uno u otro municipio.

*El Economista