Oaxaca, Oax.- Los Alebrijes de Oaxaca lograron un valioso empate 1-1 con el León en la agonía del encuentro para impulsar sus aspiraciones de calificar a la siguiente ronda de la Copa Mx, en una noche redonda y donde tuvo como ingrediente extra el debut de los dos jovencitos oaxaqueños Fabricio Ortiz y Eduardo López.

El empate llegó en el momento en que el equipo oaxaqueño había batallado a lo largo de casi 90 minutos para lograr un resultado que mantuviera vigentes sus opciones de pelear por la calificación y la jugada llegó en un centro de Omar Islas desde el sector derecho que Juan Carlos López llegó justo a rematar y anidar el balón en las redes en un empate que puso a la afición alebrije de cabeza por la felicidad de una anotación muy buscada.

Sin duda un resultado favorable que ahora permitirá a la oncena oaxaqueña buscar el pase a la siguiente ronda el próximo 19 de febrero en el estadio Azteca contra Cruz Azul, sobre todo porque la lucha en el Templo Alebrije fue contra una escuadra leonesa que puso en el campo a varios jugadores que han tenido minutos en la Liga, lo que aumenta la magnitud de la importancia del empate.

Otro punto importante es que los dos jovencitos oaxaqueños de la escuadra de Alebrijes, Ortiz y López, recordarán este momento al debutar en el torneo de Copa en su primera aparición a este nivel en su corta trayectoria profesional y que sin duda los impulsará a seguir trabajando con ahínco en la búsqueda de cristalizar sus sueños.

  Por lo pronto por muchas cosas, el empate supo a victoria por la forma como sucedió y por la magnitud de adversario que se tuvo enfrente, con tanta historia dentro del futbol mexicano.