Oaxaca, Oax. El mal servicio, accidentes, tarifas “elevadas” y otras condiciones es lo que ha caracterizado el servicio de transporte Urbano en Oaxaca.

De acuerdo a cifras de la Secretaría de Movilidad y Transporte (Semovi)  al menos el 35% de los camiones se mantienen en malas condiciones, por las deficiencias que presentan por no contar con constante mantenimiento o por falta del tarjetón correspondiente.

Los concesionarios del transporte urbano además  han incumplido con el compromiso que se pactó luego del incremento de tarifa a 8 pesos y que consiste  que  en un periodo de un año, tendrán que renovar las unidades de motor que operan en condiciones deficientes.

“Son 911 concesiones que han sido otorgadas en la Ciudad de Oaxaca, de las cuales alrededor de 834 son las que en realidad están circulando,  y de las cuales alrededor del   35 o 40 porciento están después del año en que legalmente deberían estar trabajando.

En las calles las carreras entre los choferes continúa, así como la circulación de  modelos  2000 y anteriores que ya debieron haber sido  retirados.

Sobre el estado físico que guardan las más de 800 unidades que actualmente circulan en la Ciudad de Oaxaca, son casi  el 50 porciento de las  que  no cumplen con la normatividad.

La dependencia informó que son 300 unidades, las que tienen que ser renovadas para que cumplan la ley en la Secretaría de Movilidad, esto es un problema que se ha venido arrastrando por varios años.

Las autoridades dieron un año a los concesionarios para mejorar el servicio del transporte público, así como la renovación del parque vehicular; sin embargo los concesionarios aseguran que es prácticamente imposible por los costos de las unidades.

Las pasadas administraciones solaparon al “pulpo camionero” para continuar su trabajo sin capacitación a sus chóferes, sin prestaciones y el mal servicio a las y los oaxaqueños, denunciaron  los mismos chóferes de algunas rutas.