Transporte, restaurantes y hoteles en CDMX, perderán más de 50 mdd por cancelación del GP de México

La cancelación del Gran Premio de México de la F1 dejará una pérdida de más de 50 millones de dólares anuales al sector restaurantero, de transporte, compras y hotelero en la Ciudad de México por las visitas que dejarán de llegar de más de 300 mil aficionados de la máxima categoría del automovilismo en el mundo.

Tan sólo en 2018, hubo una derrama económica de 57.57 millones de dólares en dichas áreas por la llegada de 360 mil 883 asistentes que acudieron al Autódromo de los Hermanos Rodríguez, 10 mil personas más que el año previo, cuando visitantes nacionales y extranjeros gastaron 54.02 millones de dólares.

La semana pasada, la jefa de Gobierno de Ciudad de México, Claudia Sheinbaum, reveló que la continuidad del Gran Premio de México a partir del 2020 está en duda, ya que el gobierno federal no seguirá costeando los “400 millones de pesos” que anualmente cuesta el evento, y para la Ciudad de México asumir ese costo resulta “oneroso”.

El sector de alimentos, bebidas, entretenimiento y transporte local dejará de obtener al menos 30 millones de dólares de forma anual. Por su parte el área hotelera perderá 12.57 millones de dólares.

En tanto, por compras de visitantes nacionales e internacionales se dejarán de captar al menos 11.90 millones de dólares por compras que ya no se efectuarán.

De acuerdo al informe sobre el impacto Económico de la Evaluación Deportiva en la Ciudad de México, en las cuatro ediciones hasta ahora realizadas del magno evento automovilístico sumaron un millón 381,119 los espectadores que dejaron 7.18 millones de dólares en pago de impuestos.

El documento revela que el valor mediático del evento en la capital de México ha alcanzado los 125.4 millones de dólares contando la difusión en la prensa, las menciones y videos expuestos en redes sociales, así como la transmisión televisada.

Este martes, la Confederación Patronal de la República Mexicana criticó la deconstrucción de instituciones determinantes para el desarrollo de la industria turística mexicana por parte del gobierno federal debido a que consideran es un gran error, ya sea por las restricciones presupuestales o la eliminación de oficinas, por lo que dejar el desarrollo integral turístico por Tren Maya consideran es suicida.

 

Eje Central