Peso avanza 3 centavos pese a la aversión al riesgo

El dólar cotiza en 19.0508 unidades. La demanda de monedas emergentes crece, pese a una aversión al riesgo ante la falta de progreso en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China.

El peso mexicano avanza contra el dólar en las primeras horas de esta jornada. El tipo de cambio se ubica en el nivel de 19.0508 pesos por unidad, lo que significa un avance de 0.0392 centavos para la moneda local, o un retroceso de -0.21% para la parte estadounidense.

La sesión muestra un incremento en la demanda de monedas emergentes, a pesar de una aversión al riesgo que se expresa en el desempeño de las plazas accionarias de Europa, México y Wall Street, entre otras, ante la falta de progreso en las conversaciones comerciales entre Estados Unidos y China. Divisas como el rand sudafricano, la lira turca y el dólar de Hong Kong se aprecian contra el dólar.

Sin indicadores importantes por publicar esta jornada, la cotización se moverá influenciada tanto por noticias locales y exteriores como por la dinámica propia del mercado. El par dólar peso opera en un rango acotado entre 19.0250 unidades en la parte baja y 19.1186 pesos por dólar en la parte alta.

El billete verde merma

El índice dólar, que mide la fortaleza de la divisa contra seis monedas de referencia, cae tras cinco jornadas consecutivas al alza. Con un ligero movimiento de -0.01%, se ubica en el nivel de 96.56 unidades, contra un previo de 96.57 enteros.

Por quinta jornada al hilo, el euro cae contra el billete verde. En contraste con los movimientos de sesiones anteriores, la diferencia entre ambas monedas es mínima, con un avance de apenas 0.02% para el dólar. El yen japonés, principal referencia en Asia, liga tres sesiones al alza contra el dólar.

La libra esterlina, tercer cruce en importancia con el dólar, registra un ligero retroceso de -0.7%. Las partes más débiles del índice dólar, el dólar canadiense, la corona sueca y el franco suizo, son las que calman la racha de alcista del billete verde.

*El Economista