DINEROENIMAGEN

Una de las notas principales se centra en los precios de los artículos de primera necesidad, en particular del azúcar, cuya disponibilidad en el mercado cayó 70 por ciento.

La nota explica que esto se debió a una menor entrada del producto desde Veracruz, principal productor, lo que genero escasez y disparó los precios.

Podemos notar cómo el lenguaje de la época es más rebuscado, pero explica a detalle la situación del mercado azucarero. Posteriormente se publica una tabla con los precios de los principales productos de la canasta alimentaria.

Reproducimos de manera íntegra el texto de esa primera publicación:

“Domina actualmente un profundo desaliento en nuestro mercado de artículos de primera necesidad. Podemos asegurar que las actividades del comercio en nuestra plaza son en extremo reducidas, concretándose sólo el movimiento mercantil a las operaciones que se verifican en los almacenes, ya directamente para el consumidor o para establecimientos de importancia secundaria que sostienen la vida al menudeo y que surtiéndose casi exclusivamente para el movimiento cotidiano reducen en enorme escala las operaciones de cuantía.

“No creemos estar muy errados al calcular en un setenta por ciento la disminución del producto que en la zafra actual ha tenido este dulce. En épocas absolutamente normales, es inusitada la importación para el mercado de México, de productos de regiones muy apartadas del país. El consumo de México, sostúvose casi siempre con la producción del Estado de Morelos, parte de la producción de Puebla, Oaxaca, muy ligero concurso con la producción de Veracruz, y sólo de manera accidental con la producción en los Estados de Jalisco y Sinaloa.

“Casi nulas serán este año las entradas que pudieran esperarse de azúcares de Morelos y de Puebla. Parece hasta hoy que nuestro mercado se verá reducido a los azúcares de Veracruz en forma de granulado o cubos, que es lo que ese Estado ha tendido siempre a especializar. No ha sido mala la producción en la región mencionada y algunos arribos se esperan para plazo muy cercano, y aun algo de esa producción ha llegado ya.

“Sabemos que en el Estado de Puebla el azúcar alcanza un precio de 42 a 43 centavos kilo, por carros enteros, lo cual casi imposibilita de momento al mercado de la capital para importar ese dulce. Precio casi en relación tienen hoy los productos de Jalisco y la tendencia por consiguiente es de nivelarse a precio siempre elevado el mercado azucarero.

“En condiciones mucho más económicas se puede conseguir azúcar granulada que no tendría por hoy un costo mayor de 32 a 35 centavos el kilo por cantidades de importancia y creemos que nos veremos reducidos a esta clase de azúcar. Bien es cierto que en Veracruz, en Jalapa y en alguna otra de las regiones que producen mieles en el tan aludido Estado no ha mucho se ha podido conseguir azúcar a precio mucho más reducido, pues tenemos noticia de que llegó a lograrse en esa región precio de 22 centavos el kilo. Sin embargo, a raíz de los disturbios en la isla de Cuba, que han reducido la producción en esa república, los mercados americanos han tenido una muy buena demanda y han visto aumentar progresivamente sus cotizaciones. Consideramos por todo lo dicho, el azúcar como artículo que lleva traza firme de sostenerse a los precios que hoy guarda en nuestro mercado, si bien esperamos un descenso para cuando empiecen a llegar las consignaciones provenientes de compras efectuadas ya a precio bajo y que al aumentar el volumen de existencia en plaza, determinarán un equilibrio entre ofertas y demandas, no siendo difícil que para entonces la oferta pueda superar en algo al pedido, causando como natural consecuencia la reducción de precios”.