• Destruyó la Sedena 14 mil has de amapola en Guerrero y 29 mil en el Triángulo Dorado

Por entidad, el estado de Guerrero fue donde mayor cantidad de hectáreas de amapola (14 mil 304) destruyeron efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en 2018. Sin embargo, en el llamado Triángulo Dorado –formado por regiones serranas en las que confluyen los estados de Chihuahua, Sinaloa y Chihuahua–, que disputan los cárteles de Sinaloa, Jalisco Nueva Generación y los Beltrán Leyva, se localizaron y destruyeron 29 mil 432 hectáreas en las que se cultivaba la planta base para la elaboración de goma de opio y heroína, refieren informes de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y de la Fiscalía General de República (FGR).

Acerca de la destrucción de cultivos ilícitos, los reportes de la Sedena señalan que Guerrero –considerado uno de los estados de mayor producción de amapola y goma de opio internacional– es la entidad en la que mayor número de plantíos (145 mil 196) se destruyeron en una extensión detectada de 14 mil 303 hectáreas.

En Guerrero se ubican regiones como Cocula, Iguala, y Chilpancingo, donde confluyen los productores y traficantes de goma de opio que se produce en más de 150 comunidades de la sierra y la costa, de acuerdo con los reportes de la FGR.

Los informes militares refieren que de enero a noviembre de 2018 las entidades donde se destruyó la mayoría de cultivos de la adormidera fueron Guerrero; Chihuahua, 10 mil 334 hectáreas; Durango, 12 mil 815; Sinaloa, 6 mil 283; Oaxaca, 2 mil 489; Nayarit, 2 mil 584, y Jalisco, 49 hectáreas.
Respecto de la destrucción de cultivos de mariguana, las cifras de la institución militar señalan que Oaxaca fue la entidad con mayor detección y destrucción con mil 254 hectáreas; Sinaloa, con 2 mil 130; Chihuahua, mil 57; Durango, 965; Jalisco, 239, y Guerrero, 156 hectáreas en el periodo mencionado.

Como parte del combate a las estrategias de transporte hacia el norte del país, los militares destruyeron 64 pistas clandestinas en Baja California, 62 en Sonora, 33 en Sinaloa, 25 en Chihuahua, 20 en Durango, 10 en Baja California Sur y dos en Guanajuato.

*La Jornada