El gobierno de la República firmó un acuerdo marco con la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos para conseguir tal fin.

Ciudad de México. El gobierno de la República firmó un acuerdo marco con la Oficina de Naciones Unidas de Servicios para Proyectos (UNOPS), con el propósito de transparentar la gestión pública. El presidente Andrés Manuel López Obrador enfatizó el interés de que el organismo acompañe en la contratación de obras públicas porque “hemos padecido a muchas empresas extranjeras que vienen a sobornar a funcionarios, que vienen a promover la corrupción para la obtención de contratos y que no cumplen con los compromisos”.

Tras la firma del documento en Palacio Nacional –por parte del canciller Marcelo Ebrard, y la secretaria General Adjunta de la ONU y directora Ejecutiva de la UNOPS, Grete Faremo-, del cual fue testigo de honor, el mandatario recordó su compromiso de estar abiertos al escrutinio internacional, y la transparencia.

“Es para nosotros una vergüenza que haya crecido tanto la corrupción. No ha habido crecimiento económico, pero sí ha crecido desgraciadamente la pobreza, la inseguridad y la violencia” en los últimos 36 años del periodo neoliberal.

No obstante, confió que en poco tiempo pueda decir que el principal problema en México “era” la corrupción, porque estamos empeñados, dijo, en erradicar ese flagelo y la impunidad. Tan solo con la estrategia contra el robo de combustible, estimó que este año se puedan ahorrar al menos dos mil millones de dólares, que se destinarán para el desarrollo, sin endeudar al país ni aumentar aumentos.

Se pueden liberar muchos fondos, insistió, combatiendo la corrupción y con austeridad, sin lujos, porque ése es otro problema, la prepotencia, la fantochería, el lujo, la extravagancia. En sus países hay ministros que llegan a sus oficinas en bicicleta. Aquí hasta hace poco, el presidente era custodiado por ocho mil elementos del Estado Mayor Presidencial”, recordó.
Afirmó que también se puede avanzar mucho combatiendo la corrupción en la compra de medicinas, al recordar que hasta políticos vendían los fármacos. “Si hacemos licitaciones transparentes y se convoca a las empresas para que ofrezcan medicamentos a precio justo, se logra el doble propósito de ahorrar -4 mil millones de dólares- y de que podamos entregarlos a la mayoría de la población que no tiene seguridad social”.

Con el acuerdo marco signado, se desprenderán acuerdos específicos, como el acompañamiento de la UNOPS en la venta de los 54 aviones y helicópteros que “tenían que ver con los lujos de los funcionarios anteriores”, entre ellos el avión Presidencial, “uno muy grande, muy grande que no lo tiene ni Donald Trump”.

También mencionó la contratación de obras públicas, como el Tren Maya, el proyecto del Istmo del Tehuantepec, “todo para crear empleos”, con el fin de retener a los mexicanos en sus lugares de origen, que es lo mismo, que estamos buscando para Centroamérica, y es lo que “estamos buscando acordar con el presidente de Estados Unidos.
Resaltó que es en todos esos proyectos habrá, además de inversión pública, privada. “Entonces queremos que nos ayuden para que quienes participen en estas licitaciones sean empresas de prestigio, con dimensión ética”.

*La Jornada