Oaxaca de Juárez, Oax; 13 de febrero de 2019.- Los integrantes del autodenominado Comité por la Defensa de Derechos Indígenas (Codedi) que en busca del reconocimiento de Faustino García como presidente municipal de Santiago Xanica, se encuentran en plantón frente al IEEPCO, no son “blancas palomitas” ni víctimas como parecen ser.

En el año 2005, por oponerse al gobierno municipal de Sergio García, ultimaron en el rancho El Consuelo, a tres policías estatales que iban en respaldo del munícipe, por lo que el gobierno estatal de Ulises Ruíz Ortíz con justa razón ordenó la detención y encarcelamiento de Abraham Ramírez Vásquez y dos más, quienes estuvieron en reclusorios por más de 5 años.

En diferentes fechas, Codedi ha atacado a las vías de comunicación y ahuyentado al turismo en bahías de Huatulco y en esta ciudad de Oaxaca, donde radica su máximo dirigente estatal Alejandro Cruz López, quien, en la colonia Forestal, Atzompa, tiene un restaurant típico de lujo.

Como en el 2011, siendo gobernador Gabino Cue Monteagudo, ese grupo belicoso al mando del xaniqueño Abraham Ramírez invadió la finca Alemania, jurisdicción de Huatulco, propiedad en ese entonces de la familia Jarquín, y en ese lugar, actualmente tienen su zona de control bajo el falso argumento de proteger los recursos naturales, argumento que es falso porque se sabe que de manera irracional se dedican a la caza de venados.

Abraham Ramírez ha encabezado en diferentes fechas agresiones físicas y verbales en contra de diferentes personas, como Ricardo González y Fabián García, tan solo porque ellos se han atrevido a criticarlo y a señalar su equivocada forma de actuar; tiene pistoleros y otro tipo de gente armada a su servicio.

Los ciudadanos de Xanica que difundieron la información, pidieron intervención del Ejército para desarmar a ese grupo que desde su nacimiento siembra el terror en la zona, porque no solo es en Xanica, sino en Huatulco y Pochutla, en donde han tomado tierras para después lucrar con ellas.

Hace 5 años, teniendo a Jaime Castro, miembro de Codedi, como presidente municipal, ese grupo impidió con violencia que ganara la elección municipal Juan Carlos Ramírez Martínez, y puso a su antojo a César Luis Díaz, quien hoy encabeza el plantón frente al Ieepco.

Y hace dos años, cuando ganó la elección municipal Ricardo Luría, originario de la agencia municipal de San Felipe Lachilló, bloquearon las entradas de la cabecera municipal Santiago Xanica para impedir el acceso de los concejales, y posteriormente acusaron que el edil gobierna fuera del municipio.

Cuando Juan Carlos Ramírez Martínez ganó una elección e intentó quitar a Ricardo Luría, Codedi hizo alianza con el hoy legalmente edil de Xanica, impugnó y logró bajar a Ramírez, y lo peor, en noviembre pasado, fue asesinado el hermano de Juan Carlos de nombre César, y la principal sospecha está sobre el grupo Codedi.

Es cierto que meses antes del asesinato de César Ramírez Martínez, miembros de Codedi fueron atacados a balazos en el cerro Metate en Miahuatlán, pero de tantos enemigos que se han creado a lo largo de su trayectoria, no saben ni de dónde salieron los asesinos.

Hoy, de manera violenta toman las oficinas del IEEPCO para quitar a Ricardo Luría y poner a su arbitrio a Faustino Garcia, quien ganó solo con la votación de 125 ciudadanos de los cerca de 4 mil personas que habitan en todo el municipio, esto es en las tres agencias y rancherías.

Después de simular una elección, Codedi recolectó 700 firmas más para presentarlas al IEEPCO, por lo cual ese órgano calificó que no procede terminar de la manera anticipada el mandato del actual presidente municipal constitucional.