El director Corporativo de Finanzas de la empresa, José Antonio Rojas, detalló que del total de la energía 7% se pierde por este rubro; mientras que un porcentaje similar es por pérdidas técnicas, sumando un total de 60,000 millones de pesos.

Al cierre del año pasado, las pérdidas no técnicas de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) generadas por el robo de energía alcanzaron los 30,000 millones de pesos.

El director Corporativo de Finanzas de la empresa, José Antonio Rojas, detalló que del total de la energía 7% se pierde por este rubro; mientras que un porcentaje similar es por pérdidas técnicas, sumando un total de 60,000 millones de pesos.

Al respecto, el director general de la CFE, Manuel Bartlett, aseguró que el robo de energía es un tema delicado, pero no sólo viene de las taquerías y las torterías que se cuelgan, sino también de grandes empresas.

“Siempre ha habido robo de energía en grandes empresas, en hoteles, en grandes industrias se manejan los medidores y se ha generado desde hace años el no pago de los grandes. No son los chiquitos. El costo no es que sea aceptable, que se cuelguen, pero toda una colonia no se roba lo que se puede robar una empresa”, afirmó.

En conferencia de prensa dijo que desde hace años ya se sabía que compañías no pagaban, no todas, pero existía contubernios, por lo que es una situación que hay que atacar.

“No puedo decir nombres, porque si digo me lanzan una campaña terrible, pero vamos a decir que esto es en términos generales. Tenemos que revisar que todas las grandes empresas paguen justamente lo que deben”, subrayó.

+El Economista