ADNPolítico

A 10 días de que Joaquín El Chapo Guzmán fuera declarado culpable en Estados Unidos de delitos de narcotráfico, el presidente Andrés Manuel López Obrador informó que su gobierno otorgará facilidades a su madre y a dos de sus hermanas para que puedan visitarlo.

“Un abogado me entregó una carta de la mamá de Guzmán Loera. Como toda madre pidiendo apoyo para su hijo. En lo jurídico me hicieron un planteamiento y también en la parte humanitaria. En lo segundo que tiene que ver con el otorgamiento de unas visas humanitarias, para que dos hermanas de Guzmán Loera puedan viajar a Estados Unidos, dí instrucciones de que se procediera”, dijo el mandatario en su conferencia matutina.

…Y su mamá también
Posteriormente, López Obrador informó en su cuenta de Twitter que la gestión de visas humanitarias ante el gobierno estadounidense también incluye a la mamá del capo sinaloense, María Consuelo Loera Pérez.

El presidente compartió en la red social la carta que le fue enviada, en la que Loera Pérez pide ayuda para que el capo sea repatriado a México.

Me preguntaron sobre la carta de la señora María Consuelo Loera, madre de Joaquín Guzmán. Dije que la primera parte de la petición la atenderá la Secretaría de Gobernación. Omití que la gestión de visas humanitarias ante EUA para sus hijas, la incluye a ella.

López Obrador no aclaró de qué manera procederá su gobierno a ayudar a la mamá y a las hermanas de Guzmán Loera (Armida y Bernarda Guzmán), sobre todo porque la facultad de otorgar o no estas visas humanitarias corresponde a las autoridades del gobierno de Estados Unidos.

Medios de comunicación reportaron que María Consuelo Loera había solicitado el retorno de su hijo para cumplir su condena en México. Aunque el presidente no especificó si esa fue la petición en el ámbito jurídico, señaló que es competencia de otras instancias y por lo tanto son las que deberán dar respuesta.

“En lo jurídico corresponde en una primera instancia a la Secretaría de Gobernación y a la Fiscalía General y al Poder Judicial, entonces, en eso vamos a entregar el escrito”, dijo el presidente.

En el juicio que se llevó a cabo en una Corte de Nueva York, distintos testigos relataron como Guzmán Loera perpetró y ordenó varios asesinatos en México, por los cuales no fue condenado en ese país.

El narcotraficante fue declarado culpable de los 10 delitos de los que era acusado por liderar un imperio criminal que traficó toneladas de drogas a Estados Unidos durante 25 años, por los cuales enfrentará cadena perpetua, según la ley estadounidense.