Más de cuatro mil niños entonaron la canción: Busquemos la paz, en el Zócalo del municipio poblano

La Comisión Iberoamericana de Derechos Humanos para el Desarrollo de las Américas (CIDHPDA), sede México, el pasado domingo 10 de febrero, lanzó a nivel nacional su programa Jornadas de Cultura de Paz en Chignahuapan, Puebla, municipio considerado Pueblo Mágico por la UNESCO y enclavado en la sierra norte del estado, con la participación de más de cuatro mil niños que en el Zócalo municipal entonaron la canción: “Busquemos la paz”, del autor brasileño Julio César Rezende Rabelo.

El coordinador del evento fue el cantautor carioca, y Comisionado de cultura para América Latina y el Caribe de la CIDHPDA, quien con el apoyo y la participación del presidente municipal de Chignahuapan, Francisco Javier Tirado Saavedra logró la colaboración de 12 escuelas de nivel básico, lo cual permitió romper el record mundial de más de cuatro mil niños cantando al unísono por la paz en una plaza pública.

El Comisionado presidente de la CIDHPDA para América Latina y el Caribe, el Dr. Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez, explicó en conferencia de prensa, que dichas Jornadas de Cultura de Paz, van de la mano con el programa “Aulas para la paz”, el cual impulsa dicha Organización No Gubernamental a nivel nacional.

“Este plan de trabajo involucrar a padres de familia, profesores, autoridades educativas, organizaciones no gubernamentales y a los gobiernos locales (municipales y estatales) así como al federal, con el objetivo de reimpulsar valores universales, y fortalecer la importancia de la solidaridad, fraternidad, respeto, igualdad, libertad, ayuda mutua entre los educandos, y particularmente prevenir y combatir el bullying en las escuelas”, precisó Gutiérrez Yáñez.

Aclaró que las Jornadas de Cultura de Paz, también estarán precedidas por dos días de trabajo integrados por mesas de expertos y académicos de universidades reconocidas y centros de investigación de prestigio como el Centro Mario Molina y Conabio (que tiene que ver con temas ambientales), entre otros, con el fin de analizar problemáticas locales de seguridad, medio ambiente, equidad de género, bullying, etc.    

El comisionado resaltó que este concepto de “Aulas para la paz”, ya se aplica en países como Colombia, Chile y Uruguay, y ahora se busca que en México esté acompañado de mecanismos de control de asistencia en la entrada y salida de las escuelas, a través, dijo, de un código de barras.

“Deberá aparecer en las credenciales escolares, lo cual permitirá conocer de manera detallada el record o historial de asistencia de cada alumno y, darle seguimiento para atender directamente la deserción escolar”, subrayó.

Agregó que además se busca que dicho programa sirva como herramienta para que Trabajo Social conozca el perfil de cada alumno a detalle, y que la instalación de cámaras de video en los salones de clase, debe ser una opción a considerar para inhibir el bullying.

“Esto puede ser una medida de prevención para que cada centro escolar genere sus propias estrategias con el fin de desarrollar mejores habilidades en la convivencia escolar de sus estudiantes”, argumentó.

El Dr. Víctor Hugo Gutiérrez Yáñez  insistió en que las Jornadas de Cultura de Paz que impulsa la CIDHPDA se replicarán en las 32 entidades federativas de México y en los más de dos mil municipios del país con el objetivo de fomentar valores que permitan la reducción de la violencia en todo el territorio nacional.
 
“Por el desarrollo de las Américas”