Esta no es justificación para decir que el cigarro es “menos dañino”, de hecho, el tabaco causa aproximadamente 7 millones de muertes al año, algo que debes tener siempre en mente si eres de aquellos que les gustan los cigarrillos. Como sea -y para que te preocupes más por tu salud- un nuevo estudio ha revelado que la contaminación mata a más personas que fumar.

Según reporta Forbes, investigadores de Alemania y Chipre descubrieron que la contaminación del aire causó 8.8 millones de muertes durante 2015, casi el doble que el año anterior a ese y casi dos millones más que las muertes que causa el consumo de tabaco anualmente.

Esta investigación, que fue llevada a cabo en Europa, concluyó que la contaminación del aire causó 790 mil muertes, de ese total, entre el 40 y 80 por ciento fueron causadas por enfermedades cardiovasculares como ataques al corazón y derrames cerebrales, problemas relacionados precisamente con la suciedad del ambiente.

“Dado que la mayoría de las partículas y otros contaminantes del aire en Europa provienen de la quema de combustibles fósiles, necesitamos cambiar a otras fuentes de energía de manera urgente. Cuando usamos energía limpia y renovable, no solo estamos cumpliendo con el Acuerdo de París para mitigar los efectos del cambio climático, también podríamos reducir las tasas de mortalidad relacionadas con la contaminación del aire en Europa hasta en un 55%“, dijo el profesor Jos Lelieveld, del Instituto Max-Plank para Química en Maguncia y del chipriota Cyprus Institute, quien es coautor de la investigación.

Para el estudio, los investigadores se enfocaron en el ozono y las partículas de contaminación más pequeñas, conocidas como PM2.5, las cuales son muy dañinas para la salud, ya que pueden llegar a los pulmones e incluso la sangre. Según revelaron, el impacto que habían tenido estas partículas en los seres humanos y su relación con las enfermedades cardiovasculares era alarmante.

“Para poner esto en perspectiva, significa que la contaminación del aire causa más muertes al año que fumar tabaco. Fumar es evitable, pero la contaminación del aire no lo es“, comentó Thomas Munzel, del Departamento de Cardiología del Centro Médico Universitario de Maguncia en Alemania.

Sopitas / JIMENA PALACIOS