San José construye templo por la paz y el progreso

Oaxaca de Juárez, Oaxaca a 16 de marzo del 2019

“Pueblo que no conoce su pasado, que no se autocritica, que no se esfuerza en poner honestidad y humildad en su cotidianidad, es un pueblo que tiende a cometer los mismos errores del pasado, o quizás peores”.

Texto del premio Historia de San José del Progreso en el 2011. Santiago Floriberto Vásquez.

Se tienen registros de que San José del Progreso es una comunidad que se formó cuando el Virrey Don Martín Enríquez  (Periodo: 5 de noviembre de 1568 al 4 de octubre de 1580) concedió  permisos a Don Juan de Mendoza, para que señalara los terrenos que serían usados para la crianza de ganado; a  dichos terrenos se les nombró “La estancia”, que años más tarde y por una razón desconocida, estos terrenos fueron rematados a los lugareños, quedando formado  el núcleo agrícola con el nombre de “Hacienda San José”.

Es precisamente la Hacienda San José, donde la población se ha congregado por generaciones para realizar sus eventos religiosos, pero que con el paso del tiempo y con su crecimiento, la comunidad buscó nuevo espacio para fortalecer el tejido social y la fe católica, optando por la construcción del templo en honor a San José, el santo del silencio, del que se reconocen sus actos de fe, amor y protección como padre responsable del bienestar de su amadísima esposa y de su excepcional hijo.

Participación de la comunidad en la colocación de la 1ª. Piedra. Agosto 2016

La comunidad, autoridades, grupos organizados e iniciativa privada, se han coordinado desde el año 2016 para edificar el Templo de San José, una obra monumental que podemos admirar debido a su magnífica figura y que será sin duda un sitio de fe para todos los habitantes de la región.

No es para menos resaltar esta obra arquitectónica y que a decir de los habitantes, esta iniciativa ha sido el producto del consenso de la comunidad, una obra que representaba un sueño, pero que hoy es una realidad, una obra que solo se podía imaginar, pero que cuando hay voluntad, fe y se generan acuerdos como comunidad; se pueden lograr.

Durante cuatro etapas de construcción y con aportaciones de la comunidad, de las Autoridades Municipales, de la Compañía Minera Cuzcatlán y empresas contratistas mineras, este templo es un ejemplo de que se pueden realizar acciones en cooperación, con una inversión cercana a los 20 millones de pesos.

Avance de la obra, marzo 2017

Guillermo Carmona, Presidente del Comité Ciudadano de San José del Progreso, comenta que esta obra ha sido el resultado de un acuerdo entre los grupos que existen en la comunidad, quienes mediante el diálogo acordaron realizar la edificación del templo.

“No fue fácil, había diferentes ideas de donde se tenía que proyectar el templo, sin embargo, los grupos que integran la comunidad, como es el caso de las Autoridades Municipales, el Comité Ciudadano, La Coordinadora de los Pueblos Unidos del Valle de Ocotlán y la Asociación San José Protegiendo Nuestros Derechos pudimos tomar el acuerdo que como resultado ha permitido construir nuestro templo, además de que la jerarquía de la iglesia también nos ha hecho las recomendaciones de cómo se tienen que realizar ciertos aspectos de la obra”.

Se ha desarrollado una importante derrama económica debido a que se han generado aproximadamente 50 empleos directos durante 3 años de construcción y la obra beneficiará directa e indirectamente a los cerca de 7 mil habitantes del Municipio de San José del Progreso que profesan la fe católica.

Avance de la 4ª. Etapa de construcción, marzo 2019

“Esta obra no solo es para el beneficio de San José del Progeso, es también para que la población del Valle de Ocotlán pueda hacer uso de las instalaciones, ya que cumple con requerimientos para retiros espirituales, confirmaciones y cualquier festividad religiosa”.

“Los invitamos a conocer este templo en honor a San José, la comunidad los espera con los brazos abiertos, sabemos que queda un gran camino por recorrer, pero juntos y con voluntad solo será cuestión de tiempo”, añadió el presidente del Comité Ciudadano.