REFORMA

Víctor Fuentes
Cd. de México 

El Presidente Andrés Manuel López Obrador alista la creación de una entidad paraestatal para instrumentar el plan de desarrollo del Istmo de Tehuantepec.

Se trata del organismo descentralizado Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec (CIIT), que fusionará a tres paraestatales que operan por separado: las Administraciones Portuarias Integrales (API) de Coatzacoalcos y Salina Cruz, y la empresa Ferrocarril del Istmo de Tehuantepec (FIT)

El proyecto presidencial para la creación del CIIT fue enviado el 25 de marzo a la Comisión Nacional de Mejora Regulatoria, y se contempla que será un descentralizado no sectorizado, es decir, no adscrito a alguna Secretaría de Estado.

“El objeto de CIIT es instrumentar una plataforma de logística que integre la prestación de servicios de administración portuaria que realizan las entidades competentes en los Puertos de Coatzacoalcos, Veracruz, y de Salina Cruz, Oaxaca y su interconexión mediante transporte ferroviario, así como cualquier otra acción que permita ofrecer servicios multimodales con el mayor valor agregado posible”, dice el decreto.

En diciembre pasado, el Presidente anunció una inversión de 8 mil millones de pesos para el desarrollo de infraestructura en el Istmo.

Aunque no estará sectorizado, CIIT será prácticamente controlado por la Secretaría de Hacienda, pues seis de los once integrantes de la Junta de Gobierno serán funcionarios de esa dependencia, por dos de SCT, y uno de Semarnat, Economía y Sedatu.

El decreto da 90 días a la SCT para actualizar el capital social de las dos API y de FIT, de acuerdo a los estados financieros auditados de 2018.

“Cumplido lo dispuesto en el párrafo anterior y dentro del mismo plazo, la totalidad de las acciones de las que es titular el Gobierno Federal en las empresas antes citadas serán transferidas a título gratuito al patrimonio del Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec en términos de las disposiciones aplicables”, agrega.

Otro de los transitorios instruye a la Secretaría de Hacienda para canalizar los recursos que sean necesarios a CIIT para su operación durante 2019.

El presupuesto combinado para este año de las dos administraciones portuarias que serán absorbidas por CIIT es de 464 millones de pesos, con ingresos propios de 459 millones de pesos, mientras que FIT cuenta con mil 46 millones de pesos, entre ellos 500 millones de pesos de subsidio federal para mantenimiento de las vías del tren Chiapas-Mayab.

La concesión Chiapas-Mayab incluye los derechos de la vía troncal para transporte ferroviario entre Medias Aguas, Veracruz, y Salina Cruz, tramo de 207 kilómetros que abarca la mayor parte del Istmo de Tehuantepec.