Con la promesa de eliminar las comisiones, bajar las tasas de interés, aclarar los programas de beneficios y simplificar la integración con las finanzas personales; Tim Cook presentó a Apple Card como la nueva generación de tarjetas de crédito.

Nada se ha dicho aún de su llegada a México, pero de hacerlo, elevaría los estándares de un mercado quieto pero muy competitivo. Si bien las ganancias de las tarjetas han aumentado con las subidas a la tasa de interés, se sabe que el año pasado el número de tarjetas vigentes aumentó solo un 5%.

Según datos de la comparadora de inversiones MejorTrato.com.mx, en México hay actualmente vigentes unos 28 millones de tarjetas de crédito; de las cuales el 42% pertenece a tarjetas Mastercard, un 51% a tarjetas Visa y la porción restante a otras marcas.

Los fanáticos inmersos en su ecosistema

Como era de esperar el gigante tecnológico no solo lanzó una tarjeta de crédito, sino que habrá una aplicación para que los usuarios puedan administrar sus gastos, revisar sus cuentas y pagar sus deudas. Actualmente existen muchas aplicaciones de finanzas personales, pero ninguna integrada a los gastos de una tarjeta de crédito.

Lo más llamativo del anuncio, y lo que más temen los bancos tradicionales, es que la compañía no piensa cobrar un centavo por el servicio, ni siquiera por la mora en el pago o por superar el límite.

Otra buena noticia para los usuarios, es que las tasas de Apple Card prometen estar por debajo de las del mercado, con un valor mínimo de 13,2% siendo que en EEUU la tasa más baja del año pasado fue del 14.7%. Y, por último, se eliminó el sistema de puntos o millas, para pasar a un reintegro directo llamado “Daily cash” que ofrece devoluciones del 2% en todas las compras realizadas por Apple Pay, y del 1% para compras con el plástico tradicional.

Expertos decepcionados por el cambio de estrategia

Los expertos, por su parte, le reclaman a Apple que ha dejado de ser referente en el diseño y producción de dispositivos, cómo lo fue iPhone y iPod en su lanzamiento, para pasar a ser una prestadora de servicios. Además, indican que los iPhones, por ejemplo, dejaron de ser los referentes tecnológicos como lo solían ser, y las empresas chinas, que algunas fueron sus proveedores, hoy son quienes están creciendo y brindando cada vez mejores prestaciones.

Según Ricardo Blanco, experto en tecnología, “Lo que hoy se vive en la compañía es la necesidad de contener el valor de la acción a través de mantener a sus usuarios (principalmente de países primermundistas).”

Ciertos bancos acusan de deshonesto a Apple

Antes que nada, hay que aclarar que la Apple Card estará asociada indefectiblemente a una cuenta bancaria, que pertenecerá a Marcus, la banca minorista desarrollada por Goldman Sachs. Esto es un puñal por la espalda para muchos inversores y bancos que, al principio, cooperaron con Apple para lanzar su sistema de pago Apple Pay. Y segundo, esta nueva estrategia puede tomar una importante porción del mercado actualmente ocupada por bancos tradicionales.

Lo cierto es que el gigante californiano se está sacudiendo, cambiando su estrategia, y con ello mantiene a todos expectantes de donde caerá su próximo golpe.

Dinero en Imagen