La Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) acordó instalar un campamento permanente de denuncias en la Cámara de Diputados.

Además prevé suspender clases y realizar más marchas contra el dictamen de la nueva reforma educativa que se discute en San Lázaro.

Los 538 delegados que participaron en el último día del Quinto Congreso Político Extraordinario determinaron que el 10 de abril pararán labores por 24 horas.

En la conmemoración del asesinato de Emiliano Zapata también marcharán en la Ciudad de México y organizan protestas sincronizadas en 23 estados del País.

El 1 de mayo la Coordinadora suspenderá las clases por 48 horas para que los maestros participen en la tradicional marcha masiva con motivo del Día del Trabajo en la CDMX.

El 2 de mayo se prevén movilizaciones en al menos 10 entidades donde la CNTE tiene mayor presencia como Oaxaca, Chiapas, Guerrero, Ciudad de México, Michoacán y Estado de México.

En tanto, el 16 y 17 preparan manifestaciones coordinadas en los estados.

Los maestros planean consultar a sus bases para el estallamiento de un posible paro indefinido de labores.

En tanto, a finales de abril prevén hacer un brigadeo nacional con todos los contingentes de la Coordinadora.

Reforma